23.95°C

Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Martes 21 de septiembre de 2021

Médicos mexicanos serán obligados a matar legalmente

Al negar su estatus de personas en gestación al embrión, los ministros pisotean los derechos no solo de ese embrión, sino también de los médicos.


Al negar su estatus de personas en gestación al embrión, los ministros pisotean los derechos no solo de ese embrión, sino también de los médicos.

Bajo el argumento de los derechos de las mujeres a su libertad de decidir tener o no un hijo, el cuál previamente fue concebido y se va gestando en el seno materno, ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación acotan el camino para obligar a los médicos a que atiendan las solicitudes de aborto, independientemente de lo dicte su propia conciencia; O sea, estarían obligados a matar esa vida en gestación.

Fue el lunes cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró como contraria a la ley sobreponer la llamada objeción de conciencia -derecho del médico a evitar participar en acto contrario a su conciencia- al derecho a decidir respecto a las mujeres y personas gestantes que deseen abortar.

Con ello la máxima autoridad judicial exhortó al poder legislativo federal y a los congresos locales a que corrijan ese precepto en las leyes mexicanas y acoten límites para dicho concepto, o sea se respetan las libertades de las mujeres.

Sin embargo en esa propuesta, puesta en la mesa de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, no se respetan las libertades de los médicos y contario a ello, se les pretende obligar a actuar fuera de su propia conciencia.

El ministro Luis María Aguilar Morales, explicó que se declararon válidos los derechos de libertad religiosa y de conciencia, peeero... dicen ellos que éstos no pueden estar por encima de los derechos a la salud sexual y reproductivos de las mujeres.

Dicho claramente y quitando la elegancia con la que los ministros promotores de estos cambios se refieren al feto o embrión, al negar su estatus de personas en gestación, los ministros pisotean los derechos no solo de ese embrión, sino también de los médicos, las enfermeras y el personal administrativo de las instituciones de salud, a quienes pretenden obligar a convertirse en abortistas.

Desde mi visión, todo ello nace en las presiones de grupos organizados que constantemente mantienen su agenda en contra de la vida humana, aunque muchas veces son estos mismos grupos, quienes en forma contradictoria, promueven la defensa de la vida de los animalitos.

Personalmente veo que el tema va más allá de la aprobación o no del aborto, el tema es un problema de conciencia social, mediante el cuál no solo se legaliza una práctica para muchos de muerte, sino que además se obliga a la sociedad a compartir esa práctica.

No solo ello, ahora resulta que la propia estructura del estado debe proveer lo escencial para que se lleve a cabo la práctica.

Sin duda nos quieren incluir a todos; quieren que todos los mexicanos seamos abortistas, porque de alguna u otra manera pretenden que aceptemos una situación que para muchos mexicanos es realmente inaceptable como seres humanos.

Esta claro que sobre este tema estan en el aire varios cuestionamientos, entre ellos preguntas muy claras y de fácil compresión:

¿Porqué los ministros de la Suprema Corte toman un tema tan relevante y lo resuelven entre su minoria, sin tomar en cuenta a toda la sociedad mexicana?

¿Porqué se garantizan derechos de personas pisoteando los derechos de otras personas, como el personal médico, que presta un servicio a la sociedad?

¿Porqué se atienden estos temas, como si fueran políticos, obedeciendo a la presión de los grupos que se organizan para promoverlos e imponerse a las mayorías?

Es preocupante lo que pasa en México en este momento, no solo porque buscan convertir a la Nación en un país promotor de la muerte, desde la gestación, sino por la falta de sensibilidad y cabida legal para nuestra propia conciencia.

O sea, somos personas, pero al estilo en que la Suprema Corte quiere que seamos.

¿Puedes creerlo?