Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 25 de marzo de 2019

Cargando...
Cargando...

Mexicanos buscan permiso para armarse

184

Mexicanos buscan permiso para armarse

En México hay dos millones 300 mil armas legales, y cada año se permite la venta de entre 35 mil y 45 mil armas nuevas

Distrito Federal— En México hay dos millones 300 mil armas legales, y cada año se permite la venta de entre 35 mil y 45 mil armas nuevas.

De hecho, de 2007 a la fecha se ha incrementado 40 por ciento el número de empresas de seguridad registradas que solicitan adquirir pistolas o rifles, de acuerdo con Eduardo Téllez Moreno, jefe de la Sección de Licencias del Registro Federal de Armas de Fuego y Control de Explosivos.

Además, alrededor de 6 mil ciudadanos solicitan, cada año, que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) les permita poseer un arma.

“Argumentan que es porque han sido víctimas de secuestro o atentados, pero la causa principal de la solicitud es que tienen que andar viajando y muchas veces llevan valores”, explicó Téllez Moreno.

Sin embargo, la Sedena sólo autoriza alrededor de 200 licencias.

En tanto, las corporaciones policiacas comenzaron, hace cuatro años, a renovar sus arsenales. Del total de armas que cada año se comercializan, estos institutos adquieren 25 mil.

Las estadísticas de la Sedena muestran un incremento de 40 por ciento en las solicitudes para poseer y portar armas por parte de empresas de seguridad privada de 2007 a la fecha, aseguró Raúl Manzano Vélez, director de Comercialización de Armamento y Municiones de la dependencia.

Explicó que solicitan el permiso de portar armas largas y cortas argumentando el desempeño de su trabajo; anualmente este sector adquiere entre mil y mil 500.

De estas empresas, 49 tienen permiso colectivo para que sus integrantes posean y porten un arma de fuego para brindar protección en traslado de valores, seguridad intramuros y a personas, en varias entidades.

“De 2007 a la fecha hemos visto el crecimiento elevado de empresas de seguridad privada, porque tienen acreditado su permiso de funcionamiento ante la Secretaría de la Defensa; hemos visto un incremento de 40 por ciento del número de empresas de 2007 a la fecha que se dedican a ese sector”.

Consideró que “es una cantidad muy baja respecto del número de personas que habitan en el país; eso nos habla de que a pesar del crecimiento de la inseguridad, la gente no está corriendo a armarse para darse su propia seguridad. Vemos entonces que tenemos que mejorar el nivel de seguridad pública en vez de tomar la justicia por propia mano”.

La Sedena ha autorizado a la fecha la portación y posesión de dos millones 364 mil 341 armas de fuego en todo el territorio mexicano, las cuales son utilizadas por los ciudadanos para la seguridad en hogares y para actividades cinegéticas (caza) y deportivas en el país, reveló Eduardo Téllez Moreno, jefe de la Sección de Licencias del Registro Federal de Armas de Fuego y Control de Explosivos.

De acuerdo con el militar, se reciben 6 mil solicitudes de ciudadanos al año, en promedio, quienes argumentan que temen ser secuestrados o se sienten amenazados por la inseguridad que se vive en el país; sin embargo, del total de solicitudes sólo se aprueba un promedio de 200 permisos cada 12 meses.

“Cuando hacen la solicitud argumentan que han tenido o han sido víctimas de secuestro o atentados; no se llegan a materializar, pero sí (cuentan) como atentado.

“La causa principal de la solicitud es su circunstancia laboral; argumentan que tienen que andar viajando y llevan muchas veces valores, porque pagan nóminas, trasladan mercancías y creen que en el camino pueden ser víctimas de la delincuencia”, explicó Téllez Moreno.

La Sedena tiene en sus registros que entre 35 mil y 45 mil armas de fuego nuevas son comercializadas al año por el instituto armado, bajo cuatro rubros específicos: protección al domicilio, actividades cinegéticas y deportivas, y por desempeño del trabajo de los cuerpos de seguridad públicos y privados.

Sólo por actividades deportivas y de caza, el instituto armado comercializa al año alrededor de 8 mil 100 armas de fuego.

Renovación de arsenales

Manzano Vélez precisó que, ante el incremento de la inseguridad que empezó a repuntar a partir de 2007, las corporaciones policiacas comenzaron a renovar su arsenal para responder a la delincuencia, de tal forma que la demanda anual por las corporaciones de seguridad pública al año es de alrededor de 25 mil armas de fuego.

“A partir del incremento de la inseguridad en el país, las corporaciones tuvieron que revisar sus arsenales; (...) ese año tuvieron que hacer análisis de inventarios y muchas corporaciones se dieron cuenta de que tenían materiales fuera de servicio, material obsoleto o que requerían actualizar el tipo de armas con las que contaban”, indicó el funcionario.

En la actualidad, la Defensa Nacional tiene registradas 64 licencias colectivas para el uso de armas de fuego por parte de las corporaciones policiacas, a las que cada mes pide un informe para conocer el nombre de quienes tienen a su cargo el arma y el uso dado.

Aunque la Constitución mexicana autoriza la posesión legal de un arma de fuego en una casa para la autodefensa y por protección del domicilio, en nuestro país obtener una de forma legal no es sencillo.

Primero hay que acreditar plenamente la identidad legal y física del solicitante, quien debe demostrar que tiene un modo honesto de vivir; se necesita una muy buena justificación para su adquisición, porque además se exige demostrar condiciones óptimas de salud mental y nunca haber consumido drogas.

Téllez Moreno señala que las estadísticas revelan que sólo 2 por ciento de las personas que llegan a adquirir legalmente un arma de fuego las llegan a utilizar con fines de defensa; sin embargo, consideró que por falta de entrenamiento y adiestramiento, éstas pueden constituirse en un riesgo, sobre todo para niños y jóvenes.

De acuerdo con ambos funcionarios, el Ejército tarda dos semanas en dar respuesta a una solicitud para adquirir un permiso de posesión de arma.