Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 19 de mayo de 2019

Cargando...
Cargando...

Multan a 92 mil por exceso de velocidad

86

Multan a 92 mil por exceso de velocidad

Más de 92 mil automovilistas fueron sancionados por conducir a exceso de velocidad entre el 1 de enero y el 6 de noviembre

Más de 92 mil automovilistas fueron sancionados por conducir a exceso de velocidad entre el 1 de enero y el 6 de noviembre, lo que implica un promedio diario de 299 guiadores, informó la Dirección General de Tránsito Municipal (DGTM).

Análisis realizados por el Departamento de Peritos determinan que esta falta al Reglamento de Tránsito es la principal causa de percances viales, sin que se observe una mayor conciencia en la ciudadanía por respetar los límites de velocidad permitidos.

Marisela Ramírez Ortiz, vocera de la corporación, dijo que pese a que el exceso de velocidad es uno de los principales factores de accidentes viales, “un alto número de guiadores continúa infringiendo las disposiciones legales en ese sentido, poniendo en riesgo su vida y la de los demás”.

Indicó que el personal operativo ha instrumentado una serie de acciones orientadas a inhibir este comportamiento ciudadano, pero la tendencia aún no es alentadora.

“Dentro de los operativos preventivos de fin de semana y durante el patrullaje cotidiano, el personal operativo ha impuesto en lo que va del presente año 92 mil 841 infracciones a igual número de personas que infringen el Reglamento al exceder los límites de velocidad permitidos”, precisó.

Explicó que de acuerdo con el análisis de riesgos elaborado por el Departamento de Peritos, la velocidad inadecuada está presente en la mayoría de los accidentes con lesionados y muertos y esta combinación con distracciones, alcohol, falta de distancia adecuada o escasez de visibilidad genera la mayoría de los accidentes.

En tanto, el Centro Nacional para la Prevención de Accidentes (CENAPRA) elaboró un análisis sobre las personas lesionadas en choques, el cual señala que el impacto que reciben los ocupantes de un vehículo en el momento de la colisión es equivalente a caer de un tercer piso, conduciendo a 40 kilómetros por hora, y en esa lógica, chocar a 100 kilómetros sería correspondiente a caer de un décimo cuarto piso.

“Las velocidades máximas establecidas en zonas urbanas tienen una lógica, ya que en lugares donde hay escuelas y alta demanda peatonal, la circulación no debe rebasar los 30 kilómetros por hora, toda vez que en caso de atropellamiento, a esa velocidad la posibilidad de morir es mínima”, refirió.

“Por el contrario, al ser atropellada una persona a 80 kilómetros por hora o más, existe un 100 por ciento de probabilidad de perder la vida”, dijo Ramírez Ortiz.

La portavoz exhortó a los automovilistas a no rebasar los límites de velocidad permitidos, ya que además de hacerse acreedores a una sanción económica de 10 salarios mínimos, en caso de impacto pone en riesgo su vida y la de terceras personas.