Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 16 de febrero de 2019

Cargando...
Cargando...

Nostalgia y recuerdos ¿viajan en tren?

por Beatriz Flores 340

Vivir una aventura propia de actividades extremas, relajarse del stress en que vivimos actualmente

El amor tiene muchas formas de existir. Nace libre y esa libertad es su único nido. La esencia del amor se puede sentir en el espacio... en los sueños... en la imaginación. Su mágica fantasía cautiva el alma de quien lo encuentra. El amor no necesita un cuerpo para poder existir; flota en el aire y puede atravesar fronteras.

Mi terapeuta me recomendó venir aquí…antes de subir al tren recordé solo los mejores momentos - dijo ella en voz alta. Nos quedamos en silencio durante unos diez segundos.

¿Cómo he podido complicarme la vida en tan poco tiempo?... mi corazón esta roto… porque inevitablemente ha sido separado. – en ese instante, no supe que decirle. Ambas coincidimos esa tarde en aquel bello lugar llamado Las Barrancas del Cobre. Apenas la conocía pero pude percibir la desdicha de su alma.

No cabe duda, aquel es un extraordinario lugar donde no solo se encuentran poblaciones coloniales e indígenas, sino también puede convertirse en una oportunidad para pasar un rato agradable, vivir una aventura propia de actividades extremas, relajarse del stress en que vivimos actualmente o tratar de olvidar viejos recuerdos.

Las Barrancas del Cobre es uno de los más espectaculares atractivos turísticos del Estado de Chihuahua. Se puede llegar por carretera o por avioneta, pero la forma mas tradicional de arribar es por la vía del ferrocarril Chihuahua al Pacífico, ya sea tomando el tren en la ciudad de Chihuahua o en Los Mochis, Sinaloa.

Esta Barranca es la más profunda de toda la Sierra Tarahumara, tiene 1870 metros de profundidad y 50 km. de longitud. Desde los miradores se puede admirar el acantilado y la belleza del bosque.

Entre las vías y los miradores se encuentra un mercado de artesanías e incluso en el mirador se pueden adquirir muchos recuerdos fabricados y comercializados por los tarahumaras.

Este lugar es rico en historia y leyendas de guerreros caídos sin olvidar también el recuerdo de los primeros Jesuitas.

Cerca de ahí, se puede visitar el Lago de Arareko, La Misión de San Ignacio, el Valle de los Hongos y La Barranca de Urique entre otros.

Antes de irme, la mire, le sonreí y solo pude decirle: - amiga, el amor nace libre y esa libertad es su único nido… tan libre como el águila que en estos momentos vemos volar. Y solo el tiempo es capaz de ayudar al amor a llegar a los lugares más difíciles.