Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 10 de diciembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Otro municipio de Chihuahua sin policías

573

Otro municipio de Chihuahua sin policías

Ascensión se quedó sin policía municipal. Todos renunciaron luego de un encuentro a balazos con un comando armado

Ascensión, Chihuahua.- La ciudad de Ascensión, Chihuahua, se quedó sin policía municipal. Todos los elementos renunciaron, menos el comandante, luego de un encuentro a balazos con quince «encuernados» (portaban cada uno un rifle AK 47) que pretendían rescatar a dos de sus compañeros que fueron remitidos a la cárcel municipal tras haber protagonizado una riña en las inmediaciones de la Feria del poblado, que se ubica frente a la Presidencia Municipal.

Mientras la población gozaba del último día de la feria de Ascensión, ya como a las dos de la mañana se registraron varios enfrentamientos entre gente aparentemente ebria, por lo que los agentes de policía del turno nocturno, entraron en acción y detuvieron a dos sujetos que además portaban armas y habían escenificado ya una pequeña balacera.

Tras detenerlos, alcanzaron a llamar por teléfono celular a su «gente» y en cuestión de minutos, la comandancia de policía se vio sitiada por no menos de quince sujetos (version de testigos) que con «cuernos de chivo» en las manos empezaron a disparar contra las instalaciones, donde se encontraban los cuatro policías del lugar que con sus R-15 repelieron el embate de las armas rusas.

«Cuando vimos que de todas formas nos iban a matar, pos decidimos hacerles frente, a ver cuantos nos llevábamos en el camino, pos porque no quedaba de otra, y le dimos», nos dijo uno de los policías poco antes de abandonar la ciudad con todo y familia por temor a perder la vida en la venganza de los gatilleros.

Al sentirse casi perdidos, los policías accionaron sus armas, y con el corazón por delante, lograron hacer huir a los quince gatilleros que pretendían llevarse a los detenidos: «...si nomás porque se nos acabaron las balas, no los alcanzamos, sino si nos hubiéramos echado a alguno, pero pos ya era mucho, y haber salido con vida fue lo mejor...»

Reconocieron que a puro valor salieron del predicamento, el policía nos pidió no escribir su nombre «no tiene caso, ya nos vamos de aquí, dejo todo me llevo a mi familia a otro lado, aquí no se puede».

El edificio de la comandancia que se encuentra a un costado de la presidencia, presenta las huellas de la batalla, y varias calles atestiguaron, con el temor de los ciudadanos que se encontraban en la casa, la balacera más larga de la historia en ésta ciudad.

Ya por la mañana, los elementos hablaron con el comandante y el presidente municipal, y se retiraron, se dice que los cuatro salieron de la ciudad. Nosotros entrevistamos al último que se iba en autobús a alguna parte de la República en búsqueda de una vida menos agitada.

La balacera en diferentes etapas se terminó cerca de las 4 de la madrugada y se escuchaba la escaramuza por diferentes lugares.

Así Ascensión se quedó sin policía, pues los otros ocho elementos que quedaban también pidieron su baja.

«Al cabo acabamos de cobrar. No nos deben nada, dijo el entrevistado».