Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 17 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

«Pese a la crisis el empleo avanza»

72

«Pese a la crisis el empleo avanza»

Afirma el presidente Calderón que pese a la crisis el empleo avanza

Puebla.- Pese a la caída de 9% en la economía, a causa de la recesión en Estados Unidos, el presidente Felipe Calderón aseguró que la variación en el empleo ha sido sólo de 3% gracias a las medidas emprendidas por su administración. “Hemos podido contener los impactos”, defendió.

El mandatario fue testigo de honor en la ampliación de la planta de Volkswagen de esta ciudad, donde el presidente del consejo ejecutivo de Volkswagen en México, Otto Lindner, ratificó su compromiso de invertir mil millones de dólares en el lapso 2008-2011.

“Trabajamos arduamente no sólo para superar la crisis, sino para poder seguir adelante, con más rigor y más fuerza, sobre todo ahora que comienzan a verse algunos signos alentadores que hacen pensar en una pronta, aunque sea pausada, recuperación económica”, dijo Calderón.

El mandatario recorrió la planta a bordo de una combi sin toldo, desde donde pudo apreciar los trabajos para el ensamble e instalación de los robots con los que se fabricarán autos a partir de 2010. La planta dará empleo a 2 mil trabajadores y a 6 mil más de manera indirecta.

El titular del Ejecutivo anunció que México puede ser punta de lanza de la recuperación del sector automotriz a nivel mundial, pues cuenta con condiciones que le dan ventajas sobre naciones con las que compite en este ramo como India, China o Brasil.

En ese sentido, defendió sus programas de apoyo a la industria automotriz, en el cual el gobierno ha invertido 50 mil millones de pesos, tanto en préstamos y garantías para armadoras, empresas de autopartes, financieras y distribuidores, como en apoyos en caso de paros técnicos.

Uno de esos programas, de renovación del parque vehicular, fue dado a conocer la semana pasada. El gobierno subsidia con 15 mil pesos a los propietarios que deseen deshacerse de su auto con más de 10 años de antigüedad y comprar uno nuevo. En un intento por personalizar su apoyo al programa, el mandatario cometió un desliz y expresó lo contrario. “Yo tengo un Golf modelo 1993, Pero desde luego no lo voy a cambiar porque está en buenas condiciones”, comentó.

Ese auto, según ha relatado Calderón en otras ocasiones, se lo compró al que fuera su mentor y compañero de partido, Carlos Castillo Peraza.

Visita a gobernador de Puebla

Poco antes de visitar esta planta, Calderón acudió, después de tres años, de nueva cuenta al Congreso de Puebla.

En 2006 fue para demandar —junto con legisladores panistas locales— al “góber precioso”, Mario Marín. Esta vez, con él al lado, develó en el mismo recinto el nombre de Ángeles Espinosa Yglesias, con letras de oro.

En su mensaje recordó a los héroes patrios como Madero, Hidalgo, Morelos o Juárez y pidió seguir su ejemplo: “Las hazañas que estos héroes trazaron nos recuerdan a todos el deber como mexicanos, que es el de unirnos, para enfrentar los grandes retos de la nación, los desafíos de ayer, de hoy y de mañana”.

Ratifican plan de inversión

Volkswagen de México confirmó que invertirá mil millones de dólares en una nueva línea de producción en su planta de esta ciudad, la única hasta ahora en Norteamérica, para producir un nuevo vehículo que será comercializado a partir del segundo semestre de 2010 en distintos países.

Alrededor de 410 millones de dólares se destinarán a la construcción de una nueva nave industrial y su equipamiento y el resto será inversión compartida con proveedores en la modernización de herramentales y desarrollo del vehículo. El nuevo modelo, del que se producirán 340 mil unidades al año, representa para la planta de Puebla la incursión en un nuevo segmento de producción, así como 2 mil puestos de trabajo, dijo Otto Lindner.

El nuevo proyecto ya había sido anunciado por Martin Winterkorn, presidente de Grupo VW, en una visita a México en febrero de 2008, pero en época de crisis se ratificó esta importante inversión.

“Estos son momentos difíciles para el país y en particular para la industria automotriz”, dijo el presidente del consejo ejecutivo de VW de México, al presentar el proyecto ante el presidente Felipe Calderón y autoridades locales. Sin embargo, agregó, VW ha sorteado mejor la crisis que el promedio de la industria. En los primeros cinco meses del año la demanda de vehículos se derrumbó 30%, pero en el caso de las marcas del grupo alemán (VW, Audi y SEAT) la caída fue de sólo 7%, dijo Lindner.

Al tiempo que General Motors y Chrysler pasan por una profunda reestructuración, derivada de sus dificultades en EU, VW se colocó como líder del segmento de autos en el mercado mexicano.

El reacomodo en el mercado no ha evitado que Puebla trabaje a medio gas. Los primeros cinco meses del año, la caída de la producción fue de 36%, y para el año completo podría ser de 30%, según estima la propia empresa. “La crisis afecta a todos”, dijo Lindner, quien contrastó el ritmo de producción en México con el de las plantas del grupo en Europa, donde aseguró se trabaja con turnos especiales para atender “la inesperada demanda generada por el programa de renovación de parque vehicular financiado por los gobiernos”.

La nueva línea de producción en Puebla comenzará a funcionar en abril de 2010. VW no reveló el nombre del vehículo que será fabricado, pero Lindner lo calificó como el “auto del Bicentenario”, en alusión a los 200 años de la Independencia de México.