Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 28 de junio de 2017

Cargando...
Cargando...

Pide perdón Cruz Pérez Cuellar

566

Pide perdón Cruz Pérez Cuellar

Pide perdón Pérez Cuellar y recuerda a Corral la derrota sufrida en su dirigencia

El presidente estatal del PAN, Cruz Pérez Cuellar pidió perdón al panismo de Chihuahua por no haber logrado obtener la victoria en las contiendas electorales próximas pasadas, no sin antes recordar a Javier Corral que cuando él fue dirigente estatal del PAN en Chihuahua pasó similar derrota pero en ese momento no fue para dejar el cargo.

A continuación texto íntegro:

DE DERROTAS Y RENUNCIAS.

Por: Cruz PérezCuéllar

Efectivamente, como todo mundo sabe el pasado 4 de julio con una muy baja participación las y los chihuahuenses optaron por otorgar de manera contundente su confianza al PRI y sus aliados para gobernar Chihuahua por los próximos 6 años.

A raíz de ese mal resultado se ha desatado una intensa campaña de descalificación por una minoría que desde hace varios años ha centrado su atención obsesiva en contra de un servidor, y con insultos, calumnias y mentiras me hacen el único responsable de la derrota cuando a ninguno de ellos los ví mover un dedo a favor de nuestros candidatos.

En esa cauda de descalificaciones y mentiras llegan a extremos tan cínicos como el de Javier Corral cuando afirma que en el Congreso del Estado retrocedimos 30 años, a 1980, cuando sabe perfectamente que en ese año sólo tuvimos dos diputados, por supuesto que retrocedimos pero a 1995 cuando siendo Corral Presidente Estatal perdimos la mayoría en el Congreso y tuvimos una minibancada de 7 legisladores con la diferencia de que entonces teníamos la gubernatura del Estado que Corral entregó a Patricio Martínez; entonces no pidió renuncias de órganos directivos, de ese tamañito es su congruencia.

Como su objetivo no es fortalecer al PAN ni engrandecer Chihuahua entonces no puedo ni debo complacerlos con sus deseos de revancha, su única propuesta es cortar cabezas, sin análisis, sin debate, así nomas; por eso no me voy ni me iré sino hasta concluir el periodo por el que fui electo.Hace un año ante el resultado adverso las mismas voces se alzaron y pensé que obrando con prudencia, trabajando con intensidad lograría disminuir su animadversión y contribuiría a la unidad de cara a la elección de Gobernador, me equivoqué.

Hoy, por el contrario, al entrar a la etapa final de mi Presidencia debo hacer una defensa legal y política del Comité Estatal primero porque cientos de panistas pusimos nuestro mejor empeño para sacar esta elección, y por qué no decirlo, porque cada día que pasa soy menos presidente (faltan unos cuantos meses) pero seguiré siendo Cruz Pérez Cuellar si Dios me presta vida y salud, sí con una familia, con dignidad y un honor qué defender,así que mas vale que quienes me hacen acusaciones que van desde actos de corrupción hasta todo lo malo que uno se puede imaginar,es mejor que lo piensen dos veces porque como todo hombre honrado les exigiré prueben sus dichos ante las autoridades competentes.

Aun con esto debo asumir mi responsabilidad plenamente por los malos resultados electorales pero rechazo categóricamente ser el único responsable como tampoco lo soy por las 24 presidencias municipales ganadas, 116 regidores y 111 regidoras en los 67 municipios, ese logro es de miles de panistas.

Seguiré luchando desde la trinchera que me toque en el futuro para fortalecer al PAN y engrandecer a Chihuahua por eso también me niego a sentar un mal precedente de que cada vez que perdamos una elección en lugar de hacer un análisis serio y objetivo nos pongamos a tratar de destruir en lugar de construir.

Al panismo de Chihuahua, le pido perdón por no haber podido entregarles una victoria de la que estoy seguro hubiera empezado una nueva etapa de desarrollo y buen gobierno con Carlos Borruel, encabezando el esfuerzo de las y los chihuahuenses, sigo plenamente convencido de que era la mejor opción pero los demócratas aceptamos la democracia en las buenas y las malas, y Chihuahua ya decidió.

Al panismo, le digo con la frente en alto y el dolor de la derrota que puse mi mejor esfuerzo, que los puedo ver a los ojos y que siento la íntima satisfacción del deber cumplido; el tiempo, los análisis objetivos y desprovistos de odio nos irán dando luz de porque no logramos motivar a las y los chihuahuenses, sin duda en algo tuvimos que ver los dirigentes pero habrá que revisar nuestros procesos, las candidaturas, las campañas y nuestros gobiernos.

Finalmente, sigo creyendo que como dijera el gran Maquío “Sólo está derrotado el que ha dejado de luchar” y muchos de nosotros seguimos en pie de lucha.