Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 7 de agosto de 2020

Cargando...
Cargando...

Podría IP invertir en cárceles

222

Podría IP invertir en cárceles

Se podría adoptar un esquema similar al utilizado en Estados Unidos

Para contrarrestar el problema de la sobrepoblación carcelaria en el País, se podría adoptar un esquema similar al utilizado en Estados Unidos, en el que la iniciativa privada participa en la construcción de centros de reclusión, sugirió ayer Hazael Ruiz, ex subsecretario del Sistema Penitenciario del Distrito Federal.

«Es un esquema que se está utilizando mucho en Estados Unidos, donde la iniciativa privada construye de acuerdo a los requerimientos del Estado y de acuerdo con el perfil que se le vaya a dar a ese centro penitenciario, ya sea de baja, media, alta o de supermáxima seguridad.»Se renta el inmueble al Estado calculando el número de internos, la capacidad instalada, y el Estado paga mensualmente eso", detalló.

Estados Unidos es el país que registra la mayor población carcelaria del mundo, tanto en números absolutos como relativos, pues a finales de 2009 había en prisión cerca de 2.5 millones de personas -el equivalente a la que vive en Sinaloa-, y por tasa, al registrar 504 internos por cada 100 mil habitantes.

Cuenta con cárceles federales, estatales y locales, administradas por condados, ciudades, tribus; y desde hace muchos años, la iniciativa privada participa en la construcción y administración de las mismas, sobre todo a nivel local; sin embargo, también hay prisiones que albergan reos federales.

En las cárceles federales se encuentran 208 mil 118 reos, más otros 32 mil 879 que son presos federales, pero que están en prisiones privadas; en tanto que en las cárceles estatales están aprisionadas un millón 405 mil 538 personas; mientras que en las cárceles privadas están 94 mil 809.

En México, hasta agosto pasado, de acuerdo con datos del Sistema Penitenciario Federal, se encontraban en las cárceles 222 mil 771 reos, de los cuales 44 mil 446 son internos de orden federal y los restantes 176 mil 325 pertenecen al fuero común; teniendo una tasa general de 216 reos por cada 100 mil habitantes.

Existen 429 prisiones: 7 federales, 320 estatales, 10 del Distrito Federal y 92 municipales, y en 225 de ellas se reporta sobrepoblación; en 43 de estas cárceles sólo hay reos del fuero común, mientras que en las 182 restantes hay tanto internos federales como del orden común.

Actualmente, el Gobierno federal sólo se hace cargo de manera directa de 9 mil 494 presos federales de los 44 mil 446 que existen, es decir, sólo del 21.3 por ciento, del resto se tienen que hacer cargo las 32 entidades, a las que les entrega 74 pesos en promedio diario por cada interno federal

Por ello, la actual administración tiene planeado realizar una fuerte inversión que le permita a finales de 2012 tener la capacidad para albergar a 52 mil internos en penales bajo su administración, con lo que, de cumplir con dicho objetivo, se haría cargo de la totalidad de los reos federales.

Esta ampliación de espacios, de acuerdo con su proyecto, supone la operación hacia finales de ese año de 17 nuevos penales y una ampliación del Complejo Penitenciario de las Islas Marías.

Los penales que están próximos a iniciar operaciones son el Cefereso 6, en Huimanguillo, Tabasco; Cefereso 7, en Guadalupe Victoria, Durango y el Cefereso 8, en Guasave, Sinaloa; que aportarán 2 mil espacios más.

Al inicio de esta administración, el Sistema Penitenciario Federal se hacía cargo de 6 mil 192 internos, que, comparados con los 9 mil 484, que tiene actualmente, representan un 53.1 por ciento más.

Genny Mireya Baeza, investigadora del Departamento de Derecho de la Universidad Autónoma Metropolitana, indicó que el problema del sistema penitenciario no se resuelve construyendo más cárceles y metiendo a más personas en ellas, sino que se debe de reducir la población carcelaria, pues actualmente hay un abuso de las penas privativas de la libertad.

«No tiene sentido construir más prisiones, creo que lo que tiene sentido es hacer una reforma total sobre cómo funciona nuestro sistema penitenciario», dijo.