Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 16 de septiembre de 2021

Cargando...
Cargando...

Programas sociales

por José Luis Delgado Acevedo 337

Programas sociales

En este país que en los últimos 25 años ha promediado 20 millones de habitantes en pobreza extrema

En este país que en los últimos 25 años ha promediado 20 millones de habitantes en pobreza extrema, esto es uno de cada cinco mexicanos no cuentan con seguridad ni siquiera con la comida diaria, es política de estado la aplicación de programas de combate a la pobreza, que aunque han cambiado de nombre con el paso del tiempo, sus fines son los mismos, proporcionar subsidios de gobierno para atender a quienes viven con un dólar diario como promedio. En los dos últimos gobiernos del PRI fue Solidaridad el nombre del proyecto y en los dos gobiernos panistas es el programa Oportunidades el responsable de esta política de gobierno. Desde el año 2000, cuando el PRI perdió el poder presidencial ha sido una constante reclamación política de sus gobernadores exigir que los programas federales de tipo social, sean manejados por ellos, a quien la sociedad reconoce como nuevos señores feudales o caciques en sus territorios, ante la desaparición de aquel poder central que los mantenía unidos y disciplinados para conservar el poder total del que disfrutaron por siete décadas. Si hay un partido político que sabe y ejerce el poder de los dineros públicos para mantener clientela electoral, aprovechándose precisamente de la pobreza, es el PRI. En el proceso electoral federal de 2006, el 80% de los votos de la zonas más pobres del país fueron para los candidatos del PRI y del PRD, en donde el gobierno de Fox destinó también el 80% del presupuesto para los programas de combate a la pobreza. Es esa confusión ideológica del PRI y la izquierda del PRD, quienes aprovechan al máximo la entrega de las ayudas federales para los pobres, para obtener votos en los procesos electorales.

Hoy que la Federación ha avanzado en los procesos de transparencia y rendición de cuentas en el ejercicio del gasto público, los Estados y municipios aún se niegan a entregar cuentas claras a la ciudadanía.

Los gobernadores de la oposición quieren manejar los programas de combate a la pobreza que hoy son facultad y derecho de la Federación, no porque vivan preocupados por la pobreza imperante en sus Estados, sino porque quieren asegurar votos para el PRI con rumbo a los procesos electorales locales de 2010, 2011 y el federal de 2012. El PRI quiere volver al poder presidencial con el apoyo de los más pobres de México, que tradicionalmente han sido su clientela electoral, obtenida a base de subsidios gubernamentales condicionados. El PRD quiere llegar al poder, en base a la misma técnica, porque recordemos que las clases dirigentes y gobernantes de este partido, tienen su origen en el poder clientelar del PRI.

Esta ambición de querer ejecutar los programas federales de combate a la pobreza, la describe muy claramente, el priista gobernador de Veracruz, quien aspira a ser candidato presidencial en 2012, cuando en entrevista concedida a la OEM, de manera contradictoria reclama que de 35,000 millones de pesos que manejará el gobierno federal en el programa Oportunidades en 2010, 9,000 se ejercerán en Veracruz, abarcando un 47% de la población electoral de esa entidad. Esto es, que un 25% de este programa antipobreza se necesita en Veracruz, contradiciendo su versión de que su Estado marcha bien, pero viene lo mejor. Demagógico el gobernador Herrera Beltrán, asegura que vio venir con mucha anticipación la crisis internacional y que su acción mantiene al territorio que gobierna en primerísimo lugar, en la lucha anticrisis.

Los gobernadores al manejar un tercio del presupuesto federal en muchos casos se molestan porque los recursos están etiquetados para infraestructura, por la sencilla razón, que generalmente quieren el dinero, para entregar subsidios a cambio de votos.