Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 22 de octubre de 2019

Cargando...
Cargando...

Recomiendan caminar para evitar las varices

566

Recomiendan caminar para evitar las varices

Realizar caminatas diarias de 30 minutos, reduce el riesgo de aparición de várices: IMSS

Las várices afectan especialmente a personas cuyo trabajo implica permanecer sentadas o de pie demasiadas horas, lo cual daña la circulación de la sangre, ocasionando insuficiencia venosa periférica, más conocida como “várices”. Esta enfermedad afecta generalmente las piernas, debido a insuficiencia valvular.

Los factores que ocasionan las várices son: sobrepeso y obesidad, la constipación, el embarazo, el uso prolongado de pastillas anticonceptivas, tener antecedentes familiares de insuficiencia venosda y el sedentarismo, antenerse muchas horas de pie o sentado.

Actualmente se han registrado en Chihuahua, tres mil 701 casos de insuficiencia venosa periférica, con más incidencia en jóvenes adultos de 25 a 44 años, con mil 651 casos; seguidos por los adultos de 50 a 59 años, con 658 casos.

Especialistas en angiología explican que dentro de una vena normal, se encuentran pequeñas válvulas, mientras están abiertas, la sangre sube “aspirada” por la contracción del corazón y de los músculos, permitiendo así, vencer la fuerza de la gravedad; y al cerrarse la válvula, impide que la sangre vuelva a “bajar”.

De igual manera, clasifican a las várices en tres tipos, de acuerdo a su gravedad, tamaño y apariencia, teniendo en primera estancia a las várices de grado 1 o arañas vasculares, caracterizadas por ser planas y tener un tamaño pequeño, aunque estas várices representan solo un problema estético, pueden presentar sensación de pesadez o cansancio en las piernas.

Las várices de grado 2 o reticulares, son aquellas várices que son más apreciables, tornándose dilatadas y tortuosas, generando problemas de salud como flebitis dolorosa o varicorragias (pequeños sangrados en las venas).

Y por último, se encuentran las várices de grado 3 o tronculares, que son el tipo de várice más agudo, que pueden llegar a padecer incluso hombres, se dan a consecuencia de haber tenido várice grado 2 y no haber atendido el problema, por lo que denotan un fallo en las válvulas, ya que son sometidas a presiones extremas para llevar la sangre en contra de la gravedad, lo que provoca el estiramiento y aumento de su diámetro.

Cabe aclarar, que existen diversos tratamientos para acabar con la enfermedad antes de que el cirujano angiólogo determine operarlas: se clasifican en grado uno y dos las várices que son tratables farmacológicamente.

Cuando por diversos factores, las venas pierden elasticidad, se ensanchan, dilatan y se vuelven tortuosas, las válvulas no se cierran, de manera que la sangre se acumula, ejerciendo presión sobre las paredes, causando dolor, pesadez, picores y calambres.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), exhorta a la población, sobre todo a la femenil, por ser la más susceptible a este padecimiento; a prestar especial atención en su alimentación, a realizar caminatas frecuentes, beber dos litros de agua diarios, evitar las prendas de vestir apretadas o a permanecer por tiempos prolongados sentado, parado, o con las piernas cruzadas.

Procurar evitar el uso de tacones altos, mantener la piel hidratada, vigilar su peso, utilizar calcetas o medias de compresión y descansar las piernas en alto un momento durante la noche, para mejorar la circulación son otras de las recomendaciones que hacen los especialistas del Seguro Social, para evitar la insuficiencia venosa periférica.

El IMSS, hace énfasis en pacientes con sobrepeso u obesidad, para que no subestimen esta enfermedad, ya que son más propensos a tener la presión arterial alta ya que agrega un mayor esfuerzo a los vasos sanguíneos con probabilidad de convertirse en várices.