Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 11 de diciembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Recuerdan ataque al Cuartel de Madera hace 50 años

por El Ágora 1305

Recuerdan ataque al Cuartel de Madera hace 50 años

Los hechos ocurrieron el 23 de septiembre de 1965; Envían comunicado los integrantes del Movimiento Magisterial

COMUNICADO

MADERA: 50 AÑOS

A medio siglo de distancia, el legado de Madera sigue iluminando como un faro la conciencia de los oprimidos que buscan su liberación y marca un hito en los combates sociales de nuestro país, orientando las resistencias de nuevos actores contra la explotación y el despojo.

En el alborear del 23 de Septiembre de 1965, se realizó en Madera, población de la Sierra de Chihuahua, una acción guerrillera que pasó a la historia como el primer intento contemporáneo en México de abrir el camino al socialismo a través de la lucha político- militar.

El núcleo combatiente estaba compuesto por campesinos, estudiantes y profesores que cansados de exigir justicia por medios legales, abrazó la vía de las armas para hacer que su voz se escuchara y destapar los oídos sordos de un régimen político autoritario y despótico.

La década de los años 60 fue turbulenta y convulsa en todo el mundo y México no podía escapar a ese fenómeno, siendo en algunas regiones del país donde se agudizaron las contradicciones sociales y el escenario se tornó explosivo como en Chihuahua, merced a la pervivencia de enormes latifundios, el acaparamiento de tierras y recursos naturales, la impunidad de caciques y guardias blancas y la presencia de un gobierno estatal soez y atrabiliario.

Esta situación engendró las posibilidades de la formación de un sujeto social colectivo decidido a modificar radicalmente el estado de cosas. Las caravanas campesinas, la ocupación de latifundios, la toma de oficinas agrarias, las luchas estudiantiles y magisteriales de la época, la solidaridad con la Revolución Cubana fue larvando, junto al desarrollo teórico-político al grupo dirigente de un amplio movimiento de masas insurgente y levantisco, núcleo que andando el tiempo sería el Grupo Popular Guerrillero, jefaturado por el profesor Arturo Gámiz García.

Directa es la articulación de Madera con las acciones agrarias, como irrompible es el hilo con las luchas magisteriales y el normalismo, baste decir que de los ocho compañeros caídos en el intento de asalto al cuartel militar, cinco provenían del movimiento magisterial y normalista.

Hoy como hace 50 años, la nación mexicana sigue siendo expoliada por la dictadura del capital y administrada por gobiernos espurios a su servicio; ayer era el “modelo de sustitución de importaciones” y el agonizante “milagro mexicano”, hoy la barbarie del neoliberalismo que con su agresividad extrema explota a los trabajadores, saquea territorios, envenena el medio ambiente, arruina a las clases medias, rompe los tejidos comunitarios y coloca al país en un estatuto neocolonial.

Ayer el presidencialismo imperial y omnipresente, hoy la culminación del andamiaje jurídico para el desmantelamiento del Estado mexicano, quedando de él sólo su función represiva. Ayer el régimen de partido único, hoy la alternancia sin cambios, ayer los consensos demagógicos, hoy la democracia tutelada y sin participación popular; ayer el “ogro filantrópico”, hoy la crisis de hegemonía y el abandono del discurso de la educación pública, los derechos laborales, el agrarismo, sustituido todo esto por conceptos como productividad, competitividad, eficiencia, calidad, necesidades del mercado.

Para el magisterio democrático de Chihuahua es un honor seguir los pasos, en nuestra circunstancia y modo, de los que hace medio siglo dieron su vida por una patria emancipada de todos sus yugos, sobre todo ahora, que la educación pública está puesta en la picota por los oligarcas depredadores, que el interés empresarial por la educación no se constriñe sólo a la posibilidad de hacer negocio, sino que pretende el control total del magisterio e imbuir a la sociedad de un pensamiento pasivo y aletargado funcional a las exigencias de la acumulación capitalista. Ahora que los palafreneros del régimen intentan concretar su regresiva como cuestionada reforma con la espada de Damocles del despido y la inestabilidad laboral utilizando como ariete a una evaluación acosadora y punitiva.

Hace 50 años, la lucha por la justicia en el campo de Chihuahua vivió uno de sus días más altos en la segunda mitad del siglo XX, un día pletórico de dignidad y compromiso, de abnegación y sacrificio. Madera no es un suceso inerte y anecdótico, sino un pretérito vivo, donde se articula el pasado como memoria y experiencia con el futuro como sentido y utopía. La mejor manera de honrar a los combatientes de Madera es rescatar su ética libertaria e incorruptible, su exigencia tesonera de justicia, su voluntad vigorosa como motor de las transformaciones y su rompimiento con el fatalismo determinista.

«¡A 50 AÑOS LA LUCHA DE MADERA SIGUE VIVA!

¡EL PASADO NOS ALUMBRA, EL PRESENTE ES DE LUCHA, EL FUTURO ES NUESTRO!

PORQUE VIVOS SE LOS LLEVARON ¡¡ VIVOS LOS QUEREMOS!!

¡¡ PRESENTACIÓN CON VIDA DE LOS 43 ESTUDIANTES
DESAPARECIDOS DE LA NORMAL DE AYOTZINAPA Y LOS
MILES Y MILES DE DESAPARECIDOS BAJO ESTE RÉGIMEN
DE TERROR!!

MOVIMIENTO MAGISTERIAL RESISSSTE
Chihuahua, Septiembre de 2015.

MOVIMIENTO RESISSSTE
CD. JUÁREZ, CHIHUAHUA
http://resissste.jimdo.com»