Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 14 de septiembre de 2019

Cargando...
Cargando...

Revelan agentes amenazas del narco

1180

Revelan agentes amenazas del narco

Las renuncias en la hoy Policía Federal Ministerial (PFM) obedecen a las amenazas que les envía el narcotráfico

Las renuncias en la desaparecida Agencia Federal de Investigación (AFI), hoy Policía Federal Ministerial (PFM), también obedecen a las amenazas que les envía el narcotráfico.

De acuerdo con agentes en activo, integrantes del crimen organizado los intimidan con matarlos si continúan investigando sus operaciones.

«Las amenazas obligaron a muchos compañeros a renunciar. En Reynosa y Tijuana, supimos de varios que tuvieron que renunciar porque ya estaban en la mira de los narcotraficantes. Hasta sabían dónde vivían sus familiares», afirma un agente que pidió omitir su nombre por seguridad.

Según los agentes consultados, las áreas más vulnerables son Investigación Policial, donde los elementos trabajan encubiertos; Despliegue Regional, donde apoyan investigaciones, y Operaciones Especiales, que lleva a cabo operativos de captura de delincuentes.

«Existe un enojo del delincuente, que hasta paga por saber quién lo detuvo, paga por la lista completa de los efectivos que participaron en el operativo o en la investigación para dar con su paradero», explica otro agente de la corporación federal.

Cuando presentó su renuncia, la mayoría de los agentes se encontraba desplegada en los estados de Baja California, Tamaulipas, Chihuahua, Michoacán, Veracruz, Sonora y Sinaloa, de acuerdo con un informe de la corporación.

Las amenazas, según los elementos consultados de la ex Agencia Federal de Investigación, son difundidas mediante la radio en sus propias patrullas, en cartulinas, en mensajes telefónicos, en versiones de la Policía Municipal o con la ejecución de sus compañeros.

El reporte de la corporación, fechado el 26 de junio, establece que la Agencia Federal de Investigación ha dado de baja a 3 mil 354 de sus elementos, de los cuales 2 mil 435 presentaron su renuncia. Hasta diciembre de 2009, la AFI contaba con 6 mil agentes.

Otras áreas que reportaron un alto número de renuncias fueron Análisis Táctico y Asuntos Jurídicos.

Los agentes destacaron que los malos tratos de sus mandos, la falta de equipo para desarrollar sus trabajos de investigación y los bajos salarios son otros de los motivos de la deserción.

«Desde 2007, he solicitado la portación de arma, y nada. Nos envían a operativos peligrosos, arriesga uno la vida en acciones de investigación, y nos envían desarmados. Hay casos de compañeros que ni la identificación tienen. Júntale a eso los bajos salarios», añadió un agente del área de Despliegue Regional.

Las renuncias, precisaron fuentes de la Procuraduría General de la República, también obedecen a que los efectivos rechazaron someterse a los exámenes de control y confianza o porque registraron causas graves de incumplimiento en el servicio.

El documento sobre las bajas en la corporación, solicitado vía Transparencia, refiere que del 1 de noviembre de 2001 hasta el 18 abril de 2009, también han muerto 190 agentes, han sido removidos de sus cargos 291, se han separado del servicio por jubilación 359 y otros 50 efectivos han causado baja por incapacidad permanente.

La Procuraduría General de la República oficializó, el pasado 29 de mayo, la desaparición de la Agencia Federal de Investigación y su sustitución por la Policía Federal Ministerial al publicar en el Diario Oficial de la Federación las reformas a la Ley Orgánica aprobadas por la Cámara de Diputados en abril.