13.46°C

Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Martes 14 de octubre de 2008

Señalan a agente relacionado en masacre

Habían discutido por una deuda ministerial y El Indio en el Río Rosas


Habían discutido por una deuda ministerial y El Indio en el Río Rosas

El agente de la policía ministerial que se hallaba en el Río Rosas el día de la masacre, discutió con El Indio por una deuda de drogas.

Según una mujer cantinera –que por razones obvias no menciona su nombre- el ministerial le dijo que iba por el dinero para pagarle y a los cinco minutos arribaron los sicarios.

La mujer que brindó el testimonio dijo que obligaron a todas las mujeres a tirarse al piso y asesinaron a sangre fría, sin ninguna equivocación, a las once personas.

Explicó que no se trató de balas perdidas o masacre sin intención, sino que los sicarios quisieron matar a todas esas personas para mostrar su alto grado de criminalidad.

Indicó que la sangre corría como agua dentro de la cantina y que el ruido de las armas era ensordecedor. También recuerda que se fueron al baño a matar a dos hombres.

¨La que levante la cabeza nos la chingamos¨, les gritaron a las mujeres, luego de obligarlas a acostarse sobre el piso y mantener la cabeza agachada.

El Indio y Tarín Chávez, dos de los rafagueados, habían estado en un privado del bar. Luego, salieron a las mesas, en donde hay un tubo, para que varias mujeres les bailaran.

Llegó el agente de la Policía Ministerial, discutió con El Indio y éste le exigió el pago de una cantidad de dinero; el agente le dijo que iría por la cifra, pero no regresó.

En su lugar, arribaron muchos hombres disfrazados de agentes federales, con el rostro encubierto, para ejecutar una de las matanzas más graves que hayan ocurrido en la ciudad de Chihuahua.