22.45°C

Muy Nuboso

Chihuahua, Chihuahua



Martes 30 de noviembre de 2010

«Sí se puede vencer a la criminalidad»

Irresponsabilidad del pasado fortaleció la delincuencia: Calderón


Irresponsabilidad del pasado fortaleció la delincuencia: Calderón

México.- El presidente Felipe Calderón atribuyó a la pasividad y la irresponsabilidad del pasado el hecho de que la delincuencia sea “el desafío más grande que enfrentamos los mexicanos”.

Al anunciar la promulgación de la ley antisecuestro, el mandatario federal aseguró que “el país fue quedándose poco a poco sin instituciones de seguridad y justicia confiables y eficaces” para combatir delitos y que “la falta de acción a tiempo propició que el problema de la criminalidad alcanzara niveles intolerables e inadmisibles” en el país.

Consideró que las autoridades no pueden darle la espalda al ciudadano porque “nada justifica que se abandone a la sociedad a su suerte y, peor aún, que incluso en algunos casos, las propias autoridades o las propias policías se unan a los delincuentes para extorsionar o para secuestrar. Eso no podía ni puede seguir ocurriendo”, advirtió.

En Los Pinos, acompañado de los titulares de Seguridad Pública y la Procuraduría General de la República, Genaro García Luna y Arturo Chávez, el presidente insistió en que su gobierno ha encarado con decisión el desafío del crimen para recuperar la paz y seguridad ciudadana y una vez más refutó a quienes afirman que lo mejor hubiera sido no meterse con los delincuentes. “Por el contrario, estimo que ese ha sido, precisamente el error. El error que proviene de la inacción, de la facilidad y en ciertos casos de la complicidad”, dijo.

El presidente Calderón aseguró estar convencido de que “sí se puede vencer a la criminalidad, de que sí se puede someter a los secuestradores, de que sí se puede lograr el México sin violencia al que aspiramos y sí podemos transformar a México en la Nación próspera, segura, justa y con un mejor futuro que todos anhelamos”.

Por ello, calificó la ley para prevenir y sancionar el delito de secuestro que hoy quedó promulgada, como un gran paso para vencer a los criminales. Ahí se establecen penas de entre 25 a 45 años para castigar delitos con violencia, y de entre 40 y 70 años para quienes asesinen a sus víctimas, eliminando la prescripción del delito.

Se crean unidades antisecuestro en todos los estados del país y se aclara qué plagios competen al ámbito estatal o al federal. Además, se crea un fondo de apoyo para brindar atención médica y psicológica a las víctimas y prevé la reparación del daño con el dinero del rescate o incluso con el patrimonio de los delincuentes.