Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 17 de enero de 2021

Cargando...
Cargando...

Tenemos segundo lugar en robo de combustible

228

Tenemos segundo lugar en robo de combustible

El Estado de Chihuahua ocupa el segundo lugar a nivel nacional sólo por debajo de Veracruz

El Estado de Chihuahua ocupa el segundo lugar a nivel nacional, sólo por debajo de Veracruz, en robo de combustible a ductos de Pemex, donde las pérdidas estimadas a las arcas del país, por la comisión de este delito, ascienden a los cinco mil millones de dólares por año.

La Cámara de Diputados recibió un oficio de la Procuraduría General de la República (PGR), en el que se informa que de octubre de 2005 al mes de marzo de 2009, se han iniciado 489 averiguaciones por sustracción de hidrocarburos.

En la página www.diputados.gob.mx, boletín 4364, el Poder Legislativo del país, informó ayer que las entidades que concentran el 82 por ciento del robo en la red de ductos de Pemex son: Veracruz, con 57 por ciento; Chihuahua, 6 por ciento; Estado de México, 5 por ciento; Puebla, 5 por ciento; Morelos, 3 por ciento; Oaxaca, 3 por ciento; Sinaloa, 3 por ciento y 18 por ciento se engloba en otros.

En este mismo periodo han sido iniciadas mil 724 averiguaciones por robo de energía eléctrica.

A través de la respuesta a un punto de acuerdo relativo a las acciones emprendidas en contra del robo de energía eléctrica y de petróleo, así como de sus derivados, la PGR detalla que sobre la sustracción de hidrocarburos, han sido consignadas 96 personas del 2005 al primer trimestre de 2009, y sobre el robo de energía eléctrica, 386.
En el documento se precisa, que el 2008 ha sido el año con mayor número de averiguaciones por robo de energía eléctrica (638) y de petróleo (177).

En cuanto a las consignaciones, éstas se reflejan en 2008 (por hidrocarburos-37) y 2007 (sustracción de energía-128).

La PGR mencionó que participa en grupos interinstitucionales, cuyo propósito es combatir la sustracción de hidrocarburos mediante información, estrategias y diversas líneas de acción.

Asimismo se pronunció por ajustes que deben hacerse a la legislación penal a fin de hacer eficiente el combate a los diversos delitos que afectan el patrimonio de Petróleos Mexicanos y de empresas generadoras de energía eléctrica.

La respuesta, publicada en la Gaceta Parlamentaria, abunda que en lo que se refiere a sustracción de hidrocarburos, en 2005 se iniciaron 10 averiguaciones y 10 consignaciones, mientras que por robo de energía, han sido 31 averiguaciones y 31 detenciones.

En 2006, fueron 92 indagatorias y 20 consignaciones por sustracción de petróleo y derivados; a su vez, el robo de energía, representó 425 averiguaciones y 124 detenciones.

La PGR precisó en un cuadro comparativo, que en 2007 las averiguaciones en ambos casos representaron 161 (hidrocarburos) y 465 (energía eléctrica); mientras que las consignaciones fueron 26 y 128, respectivamente.

Del mismo modo, se abunda que hasta marzo de 2009 ya habían sido iniciadas 49 averiguaciones por robo de petróleo y 165 por el de energía eléctrica. Respecto a las consignaciones, éstas representaron tres en el primer caso y cuatro para el segundo.

Cabe señalar que el pasado primero de abril, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó el punto de acuerdo impulsado por el diputado Cuauhtémoc Velasco Oliva (del Partido Convergencia) que indica que el robo de energía eléctrica, cuesta aproximadamente dos mil millones de dólares anuales, lo que representa un 10 por ciento de los ingresos totales de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y un 30 por ciento en el caso de Luz y Fuerza del Centro (LyFC).

En la zona del Golfo, centro de México, durante tres años (2005-2007), se perdieron 21 millones 775 mil 379 pesos por robo de energía eléctrica, siendo 2005 el año más crítico, porque tuvo pérdidas por 12 millones 409 mil 119 pesos, como consecuencia de que 3 mil 580 personas decidieron robarse la energía eléctrica a través de “diablitos”.

En tanto, para LyFC (en el Distrito Federal, estado de México, Morelos, Hidalgo y Puebla, en donde da servicio a 20 millones de habitantes), sus pérdidas ascendieron en 2006 a 32.48 por ciento, de ese porcentaje, 18.1 puntos porcentuales correspondieron a mermas no técnicas originadas por asentamientos irregulares, comercio informal, alteración del medidor, facturación alterada y errores en las tomas de lecturas, lo que representa un costo de 15 mil millones de pesos anuales.

Con respecto al hurto de combustible de Pemex, las pérdidas ascienden a 5 mil millones de dólares por año. “Es uno de los factores que han contribuido al déficit de las finanzas de las paraestatales”, establece el acuerdo de los legisladores federales.