Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 16 de octubre de 2017

Cargando...
Cargando...

Ubican en Chihuahua robo de combustible

152

Ubican en Chihuahua robo de combustible

En un año se detectaron siete conexiones herméticas clandestinas tan solo en una tuberia

Chihuahua es uno de los 22 estados de la República en el que la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Seguridad Pública Federal tiene detectadas a bandas criminales dedicadas al robo, traslado y almacenamiento de combustibles extraídos de ductos de Pemex, poniendo en riesgo la seguridad de miles de familias que viven en los alrededores de las bodegas donde es resguardado el hidrocarburo.

En toda la República Mexicana se tienen detectados 22 estados en los que el robo de combustible no lo llevan a cabo personas solitarias, sino toda una banda organizada dedicada a la extracción de los derivados del petróleo para la venta en bodegas clandestinas.

Según los reportes de las autoridades federales, las organizaciones delictivas han operado en estados como Puebla, México, Veracruz, San Luis Potosí, Nuevo León, Jalisco, Tamaulipas, Guanajuato, Oaxaca, Michoacán, Nayarit y el Distrito Federal, pero también se piensa que en Chihuahua, Durango, Sinaloa, Querétaro, Tlaxcala y Baja California existen grupos que se dedican a la comercialización de la gasolina sustraída de los gasoductos de Pemex.

Tan sólo en la carretera Chihuahua-Juárez, por donde pasa una de estas tuberías, en un año se detectaron siete conexiones herméticas clandestinas, entre los kilómetros 18 y 20 de dicha rúa, y otras cuatro más en el tramo carretero Chihuahua-Gómez Palacio, Durango.

Estas conexiones clandestinas incrementan el riesgo de fugas descontroladas en los gasoductos de la petroquímica que cruzan por el estado, pero aunque la mayoría de éstas se ubican en zonas despobladas, el peligro latente se encuentra en las bodegas donde se almacena el combustible.

Estos lugares, donde los delincuentes guardan la gasolina, carecen de instalaciones adecuadas para el almacenamiento del producto 100 por ciento inflamable, y de desatarse un incendio podría ocurrir una tragedia como la de Puebla.

Este tráfico de combustibles ha crecido tanto que la Secretaría de Seguridad Publica Federal tiene registro de redes financiadas que exportan y venden el hidrocarburo robado a los Estados Unidos con pedimentos y documentos aduanales falsos, protegidas por organizaciones criminales como «La Familia» y «Los Zetas», según los datos.