31.9°C

Muy Nuboso

Chihuahua, Chihuahua



Lunes 9 de febrero de 2009

Un chihuahuense enamorado de la radio

Pedro Infante iba a ser entrevistado. por Benjamín Tena Antillón, allá en Mazatlán


La brisa del mar soplaba como usualmente lo hacía en el hermoso puerto de Mazatlán y el teléfono sonó. Era la instrucción de uno de los clientes (el mejor hotel del puerto, en ese entonces) que se recogieran los cambios para uno de los anuncios de radio. Estaban cerca los festejos que habría por el aniversario de la XEDS. Dos chihuahuenses pasaron por los cambios al prestigiado hotel, el cambio en los anuncios, los sorprendió: Pedro Infante estaría en el puerto que lo vio nacer para ofrecer algunos conciertos…y participar en el aniversario de la estación de radio mazatleca. Los chihuahuenses sorprendidos eran Alfonso Flores Castillo y Benjamín Tena Antillón. Ambos trabajaban en la radio mazatleca, Alfonso en la XEXT y la XEDS. Era 1947 y Benjamín Tena era el responsable de los preparativos de la estación XEDS que incluía a lo mejor de los artistas locales. La estación se encontraba en el edificio de la presidencia municipal mazatleca, ahí la sala de juntas municipal era el teatro estudio de la estación, instalación básica en aquella época.

Llegó el día del aniversario de la estación. Pedro Infante llegó al patio de la presidencia municipal, donde lo esperaba una multitud de fanáticos. El ídolo de la canción ranchera no interpretaría ninguna canción, iba a ser entrevistado. Responsabilidad que recayó, por instrucciones del dueño Alejandro A. Schoeber, en Benjamín Tena Antillón. Él realizó la entrevista, misma que él calificó como “una grata experiencia” que hoy es parte del gran tesoro de anécdotas y recuerdos que Don Benjamín Tena Antillón ha cosechado a través de su trayectoria como locutor de la “vieja guardia”, como dice él, de esos que “se enamoraron del micrófono sin importar hubiera sueldo o no”.

Don Benjamín Tena Antillón es un chihuahuense de la radio con una trayectoria intachable que ha marcó toda una época en Chihuahua haciendo una gran contribución a la historia de Chihuahua capital, la tierra de sus amores, la cual lo celebra y lo recuerda a sus 300 años de fundada.

Don Benjamín fue homenajeado el año pasado por el ayuntamiento capitalino al publicarle su libro de memorias, “Aquella radio de mis años viejos” del cual extraje la anécdota con la que se iniciaron estas líneas.

Don Benjamín inició sus prácticas en la XEM allá por 1943 y a decir suyo, fue la estación “que se le metió en el alma”. El micrófono le permitió viajar y trabajar en varios lados como Mazatlán. Llegó ahí junto con Alfonso Flores como parte de un proyecto de programas semanales en un lugar distinto del país como Torreón, Durango y Hermosillo. Aventura que tuvo sus altibajos pero que les dejó una grata experiencia y amigos. Siempre ha sido un apasionado cronista de la historia de Chihuahua, tierra de sus amores que le arrancaba más de un suspiro cuando estuvo trabajando fuera de ella.

Su trayectoria le permitió narrar los acontecimientos locales, nacionales e internacionales más relevantes, así como los deportivos, en especial el básquetbol. A su vez le permitió conocer a personajes, hoy clásicos, como Agustín Lara, Miguel Aceves Mejía, Elsa Aguirre, José Alfredo Jiménez, Elvira Quintana, Lola Beltrán, Pepe Jara, Toña La Negra y a muchos colegas del micrófono a los que recuerda con cariño y que hicieron época con él. Una carrera de sacrificios, de gloria y satisfacción, es lo que la radio de sus años viejos deja a Don Benjamín y lo convierte en un chihuahuense ilustre, un chihuahuense de la radio, a quien le tengo una gran admiración.

http://www.chihuahuatricentenario.com/

ULTIMALETRA

En el PAN un guerrero de mil batallas vuelve por sus fueros: Javier Corral Jurado. El exsenador al cual las televisoras y su propio partido quisieron destruir está muy cerca de volver a San Lázaro, con más experiencia, colmillo y relaciones para, desde tribuna, seguir asustando a los grandes intereses y ratificar que se vale disentir, que es válido, es lo que construye la pluralidad democrática en la que añoramos vivir.