Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 20 de marzo de 2019

Cargando...
Cargando...

Van Zetas contra El Chapo en Chihuahua

391

Van Zetas contra El Chapo en Chihuahua

Ayudan al Cártel de Juárez en lucha por el estado, advierte compañía de inteligencia norteamericana

El más reciente reporte sobre la situación de los cárteles mexicanos elaborado por la compañía de inteligencia norteamericana Stratfor, advierte que ‘Los Zetas’ estarían ayudando al Cártel de Juárez a repeler las fuerzas de Joaquín “El Chapo” Guzmán en el estado de Chihuahua.

“Los Zetas continúan peleando una larga y multifrontal guerra a lo largo de México. Están combatiendo al Cártel del Golfo, al de Sinaloa y a las fuerzas del Gobierno mexicano en el noreste mientras asisten al Cártel de Juárez en contener a las fuerzas de Sinaloa en el estado de Chihuahua”, dice el documento titulado “Actualización de la guerra mexicana del narco: la polarización continúa”.

El análisis es el tercero que presenta la firma con sede en Austin, Texas, que ha monitoreado el avance y los reacomodos entre las diversas organizaciones mexicanas del narcotráfico desde el inicio de la estrategia del Gobierno federal.

En ese sentido, Stratfor identifica la existencia de un conflicto en tres niveles: cártel contra cártel, el Gobierno contra los cárteles y éstos contra la población civil, pero básicamente dos organizaciones mayoritarias y alrededor de las cuales orbitan todas las demás: el Cártel de Sinaloa y el Cártel de Los Zetas.

De acuerdo con Stratfor, los primeros estarían en alianza con el cártel de los hermanos Arellano Félix en Tijuana, y éstos a su vez operarían “con el permiso del Cártel de Sinaloa luego de un acuerdo para bajar los índices de homicidios”.

En el otro lado del combate, junto a Los Zetas, Stratfor identifica a las organizaciones que llama “la oposición”; es decir, el Cártel de Juárez, el del Pacífico-sur y “La Resistencia”, formada por ex integrantes de la fracción de Ignacio “Nacho” Coronel en Sinaloa.

Como parte del reporte, Stratfor presenta un mapa en el que identifica gráficamente los territorios que controla cada cártel, mostrando cómo el de Sinaloa controla su estado sede, casi todo Chihuahua —salvo Juárez y la capital—, Durango, todo el norte de Sonora y las dos Baja Californias.

Del lado este del país, Los Zetas estarían controlando todo Tamaulipas y Nuevo León, la mitad de Coahuila, todo Veracruz, Tabasco y Campeche y hasta Yucatán.

Regiones de Coahuila, San Luis Potosí y las entidades del centro del país aparecen como “territorio en disputa” de las diversas fuerzas.

Sobre el control de Chihuahua, el análisis indica que si bien el estrangulamiento del Cártel de Juárez o de Vicente Carrillo Fuentes continúa en progreso, a la fecha esta agrupación mantiene el control del tráfico de drogas en los tres principales cruces internacionales de esta frontera; es decir, en el puente Santa Fe, en el Córdova y en el Zaragoza.

“Pese a que el estrangulamiento de Vicente Carrillo continúa, el cártel mantiene la lealtad de aproximadamente ocho mil integrantes de la pandilla Barrio Azteca, la cual le ha ayudado a mantener el control de los tres principales puertos de entrada a Estados Unidos, todos los cuales conducen directamente a El Paso, Texas”, dice el reporte.

“Fuentes de Stratfor indicaron recientemente que los Carrillo Fuentes también mantienen las líneas de suministro de mariguana y cocaína, y continúa empujando largas cantidades de narcóticos a través de la frontera”, agrega.

El reporte menciona también que el paradero de Vicente Carrillo y de sus más cercanos lugartenientes es incierto, y que si bien se esperaba que las ofensivas del Cártel de Sinaloa provocaran una escalada de violencia, en los últimos meses se ha registrado una caída en el índice de homicidios que, sin embargo, no necesariamente será duradera.

“Parece que ahora, de cualquier manera, esa violencia está otra vez en ascenso. Balaceras y ejecuciones están aumentando en la ciudad, y fuentes de Stratfor en la región esperan que esta tendencia continúe hasta el final de 2011”, dice.

Sobre el Cártel de Sinaloa, el reporte menciona que esta organización continúa traficando mariguana y la altamente lucrativa metanfetamina, heroína producida en el país y cocaína colombiana a través de los cruces de Tijuana y Mexicali, en Baja California; Nogales y Agua Prieta, en Sonora, y Columbus, Santa Teresa, El Porvenir y Ojinaga, en Chihuahua, así como Ciudad Mier, Miguel Alemán, Reynosa y Matamoros, en Tamaulipas.

“Es claro que la dinámica ha cambiado. Sobre las batallas de Sinaloa para someter a los Carrillo Fuentes y tomar el control de Juárez, el lento y de largo plazo estrangulamiento del Cártel de Juárez continúa en progreso”, dice.