29.56°C

Nubes Dispersas

Chihuahua, Chihuahua



Lunes 15 de octubre de 2007

Los nuevos tiempos

Reyes Baeza feliz, Blanco se ha ido; Borruel y Reyes, viven luna de miel


Montado a caballo con una gran sonrisa y reflejando una tranquilidad que hace tiempo no se veía en su rostro, por lo menos en eventos públicos de Chihuahua Capital, el Gobernador José Reyes Baeza encabezó el desfile del Expogan el pasado jueves.

Reyes Baeza estuvo acompañando al Presidente de la Unión Ganadera Regional de Chihuahua, Fernando Pérez Pría, en el evento de apertura de la tradicional fiesta ganadera Expo Gan 2007, la cual, dicho sea de paso, regreso a las instalaciones de la Unión.

A diferencia de otras ocasiones en los últimos tres años, ahora hubo algo distinto; no estuvo el exacalde de Chihuahua, Juan Blanco, a un lado haciendo sombra; es más el nuevo Presidente Municipal, Carlos Borruel, ni siquiera estuvo presente durante el desfile, dejando todo el escenario al Sr. Gobernador, quien monto su brioso caballo retinto y circulo contento por las calles de Chihuahua.

Para nadie es un secreto que, a pesar de mantener una buena postura política que favoreció el desarrollo del Municipio, el Gobernador y el ex alcalde no llevaron una buena relación personal, situación que ocasiono roces en distintas ocasiones, sobre todo por el interés que ha mantenido Juan Blanco en ser Gobernador de Chihuahua y suceder a Reyes Baeza.

Juan Blanco se despidió el pasado martes por la puerta grande, siendo aplaudido durante su última aparición en público, en la ceremonia del cambio de poderes, realizada en el Centro de Convenciones, donde el público le entregó un sonoro aplauso.

Ahí estuvo también el Gobernador Reyes Baeza, el nuevo Presidente Carlos Borruel y el ex candidato priísta Alejandro Cano, quien también fue muy aplaudido cuando Borruel se dirigió a él y le garantizó su compromiso de sumar y restar, pero nunca dividir.

Alejandro Cano se vio bien, respondió a la mención del nuevo alcalde y se levanto para agradecer el aplauso del público.

En fin Blanco se ha ido, pero al parecer es temporal, ya que regresará para disputar la candidatura interna de su partido con el fin de llegar a la Gobernatura.

Su principal arma es el trabajo realizado, contra las armas de sus rivales políticos, quienes decidieron dejar pendientes sus cuentas públicas para buscar tomar revancha e inhabilitarlo públicamente dejándolo fuera de toda competencia.

Los que de plano están desconcertando a sus equipos son el alcalde Carlos Borruel y el Gobernador, José Reyes Baeza, quienes están llevando su luna de miel al límite, mientras los integrantes de su gabinete esperan el momento de tomar las armas.

Lo cierto es que Borruel y Reyes son amigos y al parecer no darán oportunidad de que haya discordia entre ellos, sobre todo para salir adelante en los difíciles años políticos que vienen. En fin la línea esta marcada.

El que se ha convertido en el hombre fuerte del municipio, es en definitiva el ex diputado y actual Secretario del Ayuntamiento, Guillermo Villalobos Madero.

Villalobos Madero es parte integral del equipo cercano a Borruel y además fue candidato a la Presidencia Municipal de Chihuahua en 1998, enfrentando en la contienda al entonces candidato priísta, José Reyes Baeza, quien al final salio con el triunfo.

Previo a esto Guillermo Villalobos, fue uno de los diputados más activos por parte del Partido Acción Nacional, durante el Gobierno de Francisco Barrio y después llegó a ser coordinador estatal en la campaña del ex presidente de México, Vicente Fox.

Por todo esto, pero sobre todo por su cercanía con el Alcalde y la experiencia que le aporta al Municipio, Guillermo Villalobos es considerado el hombre fuerte tras la figura del alcalde Carlos Borruel, quien tomó la determinación para garantizar que la experiencia de “Memo” Villalobos, le favorezca en un mejor desarrollo de su administración.

Otro Villalobos (y conste que no son parientes de un servidor), que anda bastante bien y consolida sus aspiraciones es Oscar, el Secretario de Desarrollo Municipal, quien cada vez más arrecia sus actividades para buscar la candidatura del PRI a la gobernatura del estado.

Oscar Villalobos ha tenido una interesante interacción con todos y cada uno de los presidentes municipales electos y ahora en activo; asimismo tuvo interacción con los regidores de cada uno de los municipios del estado y esto le ha permitido ir tejiendo su red de apoyos para el momento en que se decida el sistema de elección interna de candidatos priístas.

Si no sucede otra cosa, el deliciense, Oscar Villalobos, candidato favorito del Gobernador, José Reyes Baeza, enfrentará al juarense Héctor Murguia, candidato del grupo Atlacomulco, aunque este primero debe librar la cuenta pública, que al igual que a Juan Blanco, le dejaron pendientes los diputados para ejercer presión cuando llegue el momento.

Por todo esto en el PRI se dice que se esta planeando un verdadero choque de trenes, con las estructuras sobre ellos, ya que la división interna esta ocasionando problemas.

Por el momento el escenario de Oscar Villalobos es favorable en todo el sur del estado, con muchas simpatías en la capital.

En tanto Héctor Murguía tiene un verdadero capital en el norte y pudiera coalicionarse con Cesar Duarte, el fuerte del sector agrícola y campesino, para sacar adelante la elección con apoyos que provengan del noroeste y de la zona serrana, en caso de que sea un proceso abierto.

Dejando a un lado la política, hoy es importante felicitar a las autoridades, empezaré por el Gobierno del Estado, por la realización del Festival Internacional Chihuahua y la Vuelta Ciclista al Estado, la cuál motiva la integración familiar y eleva el ánimo de nuestros jóvenes.

En tanto al Municipio por su tradicional Festival de la Ciudad, el cuál ha concentrado a miles de personas en el Palomar, generando también una adecuada y sana convivencia familiar.