20.46°C

Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Lunes 11 de abril de 2011

Alianzas PAN-PRD

Utilizando como arma electoral la alianza del PRD-PAN el año pasado se logró vencer al PRI en tres estados


Utilizando como arma electoral la alianza del PRD-PAN el año pasado se logró vencer al PRI en tres estados

Utilizando como arma electoral efectiva la alianza del PRD con el PAN, dos de las principales fuerzas políticas del país, el año pasado se logró vencer al PRI en tres estados de la República en donde no se conocía la alternancia a nivel de gobernador. Se evitó la continuidad de cacicazgos establecidos desde la fundación del partido hegemónico en 1929. En Oaxaca, Puebla y Sinaloa, no se conocía más gobierno que el de origen priista. En otros cuatro estados, sin haber obtenido el triunfo, las alianzas lograron resultados mucho muy favorables que casi se acercaron a la meta, los palacios de gobierno de Veracruz, Hidalgo y Durango. En donde se obtuvo el triunfo, mas importante que el origen político de los nuevos gobernadores, es el haber evitado la continuación de los gobiernos del PRI, iniciando con la toma de posesión de los aliancistas titulares de los poderes ejecutivos de Oaxaca, Puebla y Sinaloa, el desmantelamiento de los cacicazgos cuyos principios rectores eran, la corrupción, el autoritarismo y la antidemocracia. Las alianzas PAN-PRD servirán como herramientas efectivas para neutralizar el ilegal derroche de recursos públicos para las campanas del PRI en aquellas entidades federativas.

Se instrumentan para 2011 estas uniones coyunturales en las elecciones para gobernador de Nayarit y Coahuila. Desafortunadamente en donde era indispensable frenar el despilfarro de dinero público por parte del gobierno de Enrique Peña Nieto para las campañas del PRI tanto en el Estado de México como a nivel nacional, esto no será posible por la decisión colegiada del Consejo Político Nacional del PRD, que ordenó cancelar la alianza con el PAN para las elecciones mexiquenses del próximo 3 de julio. En el Estado de México, la población en un referéndum del pasado mes de marzo, dio el sí a esta proyectada alianza. El Consejo Político Estatal del PRD también había avalado por mayoría de votos de sus miembros, esta confederación de coyuntura, para dar al estado más poblado de la República, un gobierno de alternancia que corrigiera todos los desvíos de gobiernos del PRI, que mantienen el control político y administrativo desde hace más de 80 años.

Emparejar la cancha del juego para la elección presidencial de 2012 es una estrategia ajena a cualquier tendencia ideológica ya sea del PAN o del PRD que empezó con los triunfos en 2010 en Oaxaca, Puebla y Sinaloa, que dio buenos resultados aún sin el triunfo en los estados de Veracruz, Hidalgo y Durango y que seguirá este año en las elecciones de gobernador de Coahuila y Nayarit. Para quienes ven estas alianzas como antinaturales y que aseguran que se mezcla el agua con el aceite les recordamos que lo más urgente en entidades que no conocen la alternancia como México y Coahuila, es eliminar los cacicazgos de un PRI, que aunque asegure que es un PRI renovado y con nueva actitud, lo cierto, y la población lo sabe y lo vive, es que el PRI del siglo 21 es el mismo de siempre, corrupto, autoritario y antidemocrático. El PRI no ha cambiado en estos 10 años de oposición a nivel nacional, sigue siendo el mismo, el PRI del dedazo, del poder absoluto unipersonal de los gobernadores y el partido cuyo eje de funcionamiento es la compra de votos y de conciencias para tratar de ganar elecciones.