25.46°C

Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Lunes 21 de septiembre de 2009

Asesinan a 176 mujeres en últimos 20 meses

De las 89 víctimas que van a la fecha 70 fueron asesinadas con armas de fuego y el resto con golpes o arma blanca


De las 89 víctimas que van a la fecha 70 fueron asesinadas con armas de fuego y el resto con golpes o arma blanca

Con la cantidad de homicidios de mujeres registrados en lo que va del año y el pasado, la actual administración estatal que encabeza el gobernador José Reyes Baeza Terrazas acumula casi la mitad de todos los asesinatos de personas del sexo femenino que se han registrado en los últimos 16 años que se tiene documentado este fenómeno.

De acuerdo con información oficial proporcionada en distintas fechas por la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) y un seguimiento periodístico de estos casos, del 1 de enero de 2008 al 15 de septiembre de 2009 han sido asesinadas 176 mujeres: 87 el año pasado y 89 en lo que va de éste.

Con base en estas mismas fuentes de información se establece también que desde el inicio de este sexenio, del 3 de octubre de 2004 a la fecha, en Ciudad Juárez se tienen documentados 259 homicidios de mujeres.

El sexenio de Reyes Baeza está a punto de entrar a su último año de gobierno que concluye el 3 de octubre de 2010, según establece la Constitución Política del Estado.

Mientras que de 1993, cuando empezó a documentarse el fenómeno de los homicidios de mujeres, al 2 de octubre de 2004, se tienen registrados 344 asesinatos de personas del sexo femenino en esta frontera.

Este período abarca dos administraciones estatales: la de Francisco Barrio Terrazas que fue de 1992 a 1998 y la de Patricio Martínez García de 1998 a 2004.

Datos de la PGJE, sustentados en “Homicidios de Mujeres: Auditoría Periodística”, de la Consultoría Montañez y Asociados, revelan que durante el gobierno de Francisco Barrio Terrazas se registraron 173 feminicidios, mientras que en el de Patricio Martínez, 171.

De modo que de 1993 a la fecha hay un total de 603 casos de féminas asesinadas.

Esta cifra, sin embargo, no es el único récord que en los últimos años se ha impuesto en lo que respecta a los homicidios de mujeres en Juárez, sino que al menos desde el año pasado en poco más de la mitad de estos casos las autoridades han establecido como principal línea de investigación la delincuencia organizada y el narcotráfico, un móvil radicalmente opuesto a los de antaño.

Antes, de 1993 a 2004, casi la totalidad de los casos eran atribuidos a la violencia doméstica y de género, además de que en muchas de las víctimas se encontraron signos de violencia sexual.

Según han establecido las autoridades estatales como las federales, este nuevo patrón se explica en el actual contexto de violencia que se vive en Juárez por una lucha inédita que libran entre sí bandas del crimen organizado y el combate contra el narcotráfico emprendido por el gobierno.

Antes de esta guerra que ha generado que se vivan los años más violentos de la historia de Juárez, de 2007 hacia atrás, la mayor cantidad de homicidios de mujeres registrados en un año era de 37 casos, ocurridos en el 2001 y 1996.

LAS VíCTIMAS DE ESTE AñO

Al analizar los casos registrados en lo que va del año se observa que al menos tres de cada cuatro mujeres fueron ultimadas con armas de fuego y que, de acuerdo con las autoridades, poco más de la mitad están vinculados con la delincuencia organizada y el narcotráfico.

De las 89 víctimas que van a la fecha, 70 fueron asesinadas con armas de fuego y el resto con golpes o arma blanca.

Mientras que la principal línea de investigación que se sigue en al menos 50 de los 89 asesinatos es la delincuencia organizada y el narcotráfico. En el resto de los casos se presume como móvil rencillas personales, pasional, robo, pandillas, maltrato infantil y violencia doméstica, aunque en muchos de ellos no ha sido determinado.

En lo que va de 2009, el mes que mayor cantidad de asesinatos de mujeres registra es agosto, cuando se cometieron 19 homicidios, aunque también es el mes más violento de la historia de Ciudad Juárez al registrar un total de 306 víctimas.

De acuerdo con un seguimiento periodístico realizado con base en los protocolos de comunicación elaborados por las autoridades, esta es la primera vez que la cantidad de homicidios ocurridos en la ciudad rebasa los 300 entre personas del sexo femenino y masculino.

En lo que respecta a las edades de las víctimas de este año, éstas van desde los dos hasta los 68 años, aunque entre ellas se encuentra el feto de una niña que, con nueve meses de gestación, recibió impactos de bala que dispararon a su madre en el vientre.

Del total de las víctimas, hay 15 mujeres asesinadas que eran menores de edad, de los 2 a los 17 años, de las cuales 11 murieron a consecuencia de disparos de arma de fuego y en cinco de estos casos aparentemente fueron por asuntos relacionados con la delincuencia organizada, una por narcomenudeo y dos por pandillas.

En el resto de las niñas que fueron asesinadas se siguen líneas de investigación por maltrato infantil, rencillas personales y violencia intrafamiliar.

Según se observa en las estadísticas, el grueso de las mujeres que han perdido la vida este año andaba en los treintas, pues a la fecha van 30 asesinadas en un rango de edad que va de los 30 a los 39.

Además, entre las víctimas se encuentran mujeres y niñas que han sido asesinadas cuando van acompañadas por hombres que son sus parejas o padres o cuando se encuentran en sus casas.

Pero también se encuentran mujeres que eran el objetivo del homicidio porque fueron asesinadas hasta las puertas de sus casas, en sus vehículos o en sus centros de trabajo como bares.

Sin embargo, algunas son víctimas circunstanciales, como el caso de la niña Yolanda Ivette Galindo, de nueve años, quien resultó lesionada de varios balazos cuando estaba en el lugar donde asesinaron a Leopoldo Pérez Valadez, en hechos ocurridos el 9 de febrero en Praxedis G. Guerrero.

Otro caso de este tipo es el de la niña de dos años, Ashley Elizabeth Solís Aceves, quien fue asesinada junto a su padre por los integrantes de un comando armado que los interceptó cuando circulaba por la colonia Ampliación Aeropuerto.

También está el homicidio de Tania Lozoya Uyua, una adolescente de 15 años de origen estadounidense que fue asesinada cuando se encontraba en una fiesta familiar y un hombre ajeno a los invitados que era perseguido por un sicario irrumpió en el festejo introduciéndose a la vivienda para protegerse.

Una situación similar ocurrió a Katia Ivett Pérez Sánchez de 17 años, quien fue asesinada durante una reunión familiar celebrada en la colonia Felipe ángeles a la que irrumpieron varias personas armadas.

Tendencia proviene del año pasado.- Esta tendencia en la cantidad y patrón en los homicidios de mujeres se registra desde el año pasado cuando, de acuerdo con un análisis realizado con información oficial y periodística, 87 personas del sexo femenino perdieron la vida en circunstancias violentas.

En el 2008 más de la mitad de las víctimas, al menos 53, fueron asesinadas a balazos con armas de fuego que van desde el calibre .9 milímetros hasta fusiles de alto poder como la metralleta AK-47, conocida también como “cuerno de chivo”, y la llamada “mata policías”, ésta última cuyos proyectiles son capaces de atravesar blindajes y chalecos antibalas.

Entre las víctimas del año pasado se cuentan al menos tres menores de edad: Alexia Belem Moreno Meléndez (9 de junio) y Rocío Carrillo Acuña (25 de noviembre), ambas de 12 años, así como Ana Victoria Ibarra Adame, de 17 (19 de diciembre).

La cifra de asesinatos de mujeres ocurridos el año pasado tampoco fue el único récord que se impuso, sino que se detectó que la mayoría fueron asesinadas en circunstancias relacionadas con la delincuencia organizada.

La mayor cantidad de los asesinatos de mujeres de 2008 ocurrieron en el mes de noviembre cuando se registraron 15 casos, pero también en junio y diciembre, cuando se documentaron 12 y 10 homicidios, respectivamente.

Para la PGJE, esta situación obedece a la violencia que se presenta por el enfrentamiento de los grupos criminales que ha causado mayor número de homicidios de mujeres.

Al menos así lo estableció en el documento denominado “Homicidios de Mujeres en Ciudad Juárez. Se hace justicia combatiendo la impunidad”, donde la autoridad estatal indica que del total de los casos registrados el año pasado la mayoría son atribuibles a la delincuencia organizada y una tercera parte a causa de violencia de género y doméstica.

Mientras que para el presidente Felipe Calderón Hinojosa la violencia en contra de la mujer en Ciudad Juárez se agravó y se generalizó por la “lucha brutal” que actualmente enfrenta el crimen organizado.

“Desgraciadamente hemos de reconocer, con toda honestidad, que la problemática hacia la mujer en Ciudad Juárez no sólo no termina por resolverse, sino que se ha generalizado a todos, en gran parte, por la lucha brutal de los delincuentes por dominar no sólo el territorio donde pretenden realizar sus actividades criminales, no sólo por dominar a sus rivales, sino por dominar y doblegar a la sociedad”, manifestó el año pasado en la ceremonia de entrega del Premio Nacional de Derechos Humanos.