27.63°C

Muy Nuboso

Chihuahua, Chihuahua



Lunes 8 de abril de 2024

El acelerador de partículas más grande del mundo se enciende en busca de materia oscura durante el eclipse


El próximo 8 de abril, coincidiendo con el eclipse solar que oscurecerá Norteamérica, la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) pondrá en marcha el Gran Colisionador de Hadrones (LHC), el acelerador de partículas más grande y potente del mundo, en un esfuerzo por descifrar los secretos de la materia oscura.

Ubicado bajo tierra, a una profundidad de 100 metros en la frontera entre Francia y Suiza, el LHC se extiende en un anillo gigante de 27 kilómetros de circunferencia. En esta impresionante estructura subterránea, los protones son acelerados hasta alcanzar velocidades cercanas a la de la luz, y sus colisiones generan explosiones de energía que permiten estudiar las partículas fundamentales que componen nuestro universo.

El LHC se especializa en fragmentar protones para investigar las partículas subatómicas y comprender mejor sus interacciones. La materia oscura, que se estima constituye aproximadamente el 27% de la masa total del universo, es uno de los mayores enigmas de la astronomía. A pesar de su papel crucial en la composición del cosmos, los científicos aún no han detectado esta sustancia invisible de manera directa.

El acelerador de partículas en la búsqueda de la materia oscura
Los científicos del LHC tienen el objetivo de atrapar la materia oscura lanzando protones a altísimas velocidades a través de un túnel, recreando así las condiciones que se produjeron instantes después del Big Bang. Esta búsqueda representa un nuevo hito en la exploración del universo y podría arrojar luz sobre la verdadera naturaleza de la materia oscura.

El Gran Colisionador de Hadrones logró éxitos notables en el pasado, como descubrir en 2012 el Bosón de Higgs, también conocido como la “partícula de Dios”. Este hallazgo confirmó la existencia de una de las partículas fundamentales que los científicos habían postulado, y recibió el Premio Nobel.

Ahora, con la reactivación del acelerador, los científicos esperan desentrañar otro gran misterio del universo: la materia oscura. Mediante colisiones de protones a energías sin precedentes, buscan crear y observar partículas hasta ahora desconocidas que podrían formar parte de la materia oscura.