23.27°C

Cielo Claro

Chihuahua, Chihuahua



Martes 16 de octubre de 2007

Cuba y México; peligrosos para periodismo

México pierde cuatro puestos y se sitúa en el 136, por los ocho periodistas asesinados en el periodo estudiado


México pierde cuatro puestos y se sitúa en el 136, por los ocho periodistas asesinados en el periodo estudiado

Cuba y México siguen siendo los dos países de América peor clasificados en la lista anual de la libertad de prensa de Reporteros Sin Fronteras (RSF) publicada hoy, que señala al primero como la mayor cárcel de periodistas del continente y al segundo como el más peligroso para la profesión.

Con 24 periodistas entre rejas, Cuba se mantiene como la segunda mayor prisión del mundo para los reporteros, sólo superada por China, y mantiene su puesto de peor país para la libertad de la prensa en América y uno de los peores del planeta, en el lugar 165 de los 169 analizados.

La llegada de Raúl Castro al poder, en sustitución de su hermano Fidel "no ha cambiado nada en la situación de los derechos humanos en la isla", donde los periodistas encarcelados están sometidos a "muy severas condiciones de detención", indica RSF.

Cuba gana una posición en la lista, gracias a la degradación de la situación en Irán, y ahora ocupa el puesto quinto por la cola de una lista que cierran Eritrea, Corea del Norte y Turkmenistán.

México pierde cuatro puestos y se sitúa en el 136, sobre todo porque con los ocho periodistas asesinados en el periodo estudiado -entre septiembre de 2006 y septiembre de 2007- es el país más peligroso del continente para el ejercicio de la profesión.

"La justicia no consigue sancionar a todos los responsables y la impunidad sigue siendo la regla", denuncia RSF.

La libertad de la prensa ha sufrido "cierta degradación" en México, donde las amenazas de grupos de narcotraficantes a periodistas han dejado de centrarse en las zonas fronterizas con Estados Unidos para abarcar otras áreas, indicó un portavoz de la organización.

Señaló, además, que la Fiscalía Especial creada en febrero de 2006 todavía no ha dado resultados y que durante la campaña de las Presidenciales algunos gobernadores influyeron sobre la prensa para apoyar al candidato Felipe Calderón, que terminó por imponerse.

Colombia gana cinco puestos en la lista y se sitúa en el 126, porque por primera vez ningún periodista ha sido asesinado en el periodo estudiado, pero la prensa sigue sufriendo la presión de los grupos armados, tanto la guerrilla como los paramilitares.

Las relaciones entre la prensa y el poder "siguen siendo tensas" y frecuentemente se traducen en amenazas a periodistas de grupos paramilitares, lo que obliga a muchos reporteros a abandonar su región o el país, indicó el portavoz.

Perú (puesto 117) pasa a ser el cuarto peor país para la libertad de prensa en América Latina y el peor en cuanto a agresiones a periodistas, un apartado en el que ocupa uno de los puestos punteros del mundo.

"Hay una brutalidad espontánea con los medios de comunicación que procede de simples ciudadanos, responsables sindicales o políticos", aseguró el portavoz.

La plaza que pierde Perú a escala continental la gana Venezuela (114), donde se han registrado menos violaciones de la libertad de prensa pero donde el cierre de la señal hertziana de la televisión RCTV por el Gobierno de Hugo Chávez ha centrado la atención.

"Es una señal de la tensión entre el poder y la prensa, pero también un aviso de la revancha que contra los medios de oposición se toma el Gobierno chavista, lo que supone una reducción del equilibrio de la libertad de expresión", señaló el portavoz.

Bolivia, que el año pasado era el país de América Latina mejor situado, cae al puesto 68 del mundo y octavo de la región, "una caída vertiginosa no ligada a la actividad del poder, sino a la degradación del clima político en el país, sobre todo en algunas regiones independentistas", según el portavoz de RSF.

En dos años, El Salvador ha perdido 36 plazas, fruto del aumento de las agresiones a reporteros y, este año, del arresto arbitrario de la periodista María Aydee Chicas.

La situación se mantiene estable en Brasil y Argentina. En el primero hubo un muerto y persiste la inseguridad en los Estados del norte y el noreste, mientras que en Argentina han disminuido las agresiones pero se mantiene el "chantaje" de la publicidad oficial a los medios, y la tensión entre éstos y la Casa Rosada.

RSF destacó la mejora en Uruguay, que ganó 20 puestos hasta el 37, con respecto al 2006, un año particularmente negro en el país.

Nicaragua mejoró 22 posiciones hasta la plaza 47, sobre todo por el descenso de los enfrentamientos violentos.
mvc/goc