29.46°C

Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Lunes 7 de enero de 2008

Felipe Calderón y el mensaje de año nuevo

Habla de la apertura del TLC a productos del campo y asegura que seguirá el crecimiento


Habla de la apertura del TLC a productos del campo y asegura que seguirá el crecimiento

Amigas y amigos:

Comenzamos este nuevo año 2008 con grandes retos y nuevas oportunidades para México.

El año pasado iniciamos un proyecto para construir un México más seguro, un México próspero, con una economía sólida y en crecimiento, un México con igualdad de oportunidades, un México limpio que protege sus recursos naturales.

Este año que comienza tendremos la oportunidad de consolidar ese proyecto en beneficio de todos.

El 2008 culmina una etapa más del proceso de Apertura Comercial de América del Norte que fue suscrito por gobiernos anteriores.

Como todo acuerdo de esta naturaleza presenta retos y oportunidades, pero en general ha sido benéfico para los mexicanos porque ha permitido que nosotros como consumidores podamos contar con más productos de mayor calidad y a mejores precios, que al mismo tiempo, ha permitido exportar más productos mexicanos. Desde los automóviles producidos en Chihuahua, Puebla, Sonora, en el Estado de México o en Guanajuato, hasta el aguacate de Michoacán; el tomate y las hortalizas de Sinaloa; el ganado de Tabasco y de Chiapas, o los cítricos de Veracruz y de Colima.

También en 2008 termina el proceso de apertura para el frijol, el maíz, el azúcar y la leche. Este es un proceso, hay que decirlo, que comenzó no ahora, sino hace 14 años; este proceso ha significado un beneficio para millones de consumidores y no necesariamente un daño para México.

Por ejemplo, ya en el 2007 hubo importación de alguno de estos productos sin arancel y, sin embargo, se registró una cosecha récord de maíz con los mejores precios para los productores mexicanos y también la segunda mayor cosecha de caña de azúcar.

Más allá de la apertura comercial, yo quiero refrendar que el compromiso de mi Gobierno es seguir impulsando fuertemente al campo mexicano como una prioridad para el desarrollo del país; lo vamos a hacer con más crédito y con más apoyo para nuestros productores.

Para 2008, por ejemplo, destinaremos más de 200 mil millones de pesos al campo mexicano, es el presupuesto más alto en la historia del país.

Por otra parte, y a pesar del incremento que hubo el año pasado en algunos precios internacionales como el del petróleo, el del maíz, el trigo, logramos una de las tazas de inflación más bajas en nuestra historia, y también una de las más bajas a nivel mundial.

Ustedes pueden estar seguros, amigos, de que vamos a vigilar el comportamiento de los precios y que actuaremos con firmeza para evitar abusos o alzas injustificadas que afecten la economía familiar.

Estamos también tomando medidas para que el crecimiento económico y del empleo no se detenga, a pesar del bajo desempeño de la economía de los Estados Unidos.

Por ejemplo, hoy he decretado una reducción del 30, y en algunos casos, hasta del 50 por ciento a las tarifas eléctricas industriales en hora punta, a fin de mejorar la competitividad del aparato productivo y contribuir así a la generación de más empleos para los mexicanos.

México seguirá creciendo y generando oportunidades para todos.

La Reforma Hacendaria por los que menos tienen, que fue aprobada el año pasado por el Congreso de la Unión, nos va a permitir realizar este año la mayor inversión que haya hecho el Gobierno en décadas.

De manera muy especial, vamos a invertir en infraestructura para incorporar al desarrollo a las zonas más marginadas del país, para crear empleos y para elevar la competitividad de nuestra economía.

En conjunto, el Sector Público y el Sector Privado destinaremos más de 500 mil millones de pesos, tan sólo este año, a la ampliación y mejora de la infraestructura nacional.

Con esta inversión, entre otras cosas, vamos a construir y modernizar cerca de cuatro mil kilómetros de carreteras y caminos rurales, vamos a poner en operación el Tren Suburbano del Valle de México, del centro de la Ciudad de México hasta Cuautitlán.

Vamos a consolidar la infraestructura hidráulica que tanto se necesita, por ejemplo, en el Valle de México, en Tabasco y en otras regiones del país.

También en este 2008 vamos a trabajar intensamente por reducir la desigualdad, con el Programa 70 y Más, que ahora va a llegar a todas las comunidades menores de 10 mil habitantes, vamos a darle un apoyo económico a más de un millón 600 mil adultos mayores.

Además, vamos a duplicar los recursos para el Programa de Estancias Infantiles que ya atiende a más de 100 mil niños y afiliaremos al Seguro Médico para una Nueva Generación a todos los recién nacidos de familias que aún no tienen seguridad social.

Para cuidar a tu familia y a tus hijos, este año vamos a redoblar nuestra lucha frontal contra el crimen organizado, seguiremos trabajando para contar con policías honestos, altamente capacitados y profesionales que sean capaces de cuidar la seguridad de los mexicanos.

Con tecnología de vanguardia, con inteligencia policial, combatiremos la impunidad y cerraremos los espacios al crimen.

Yo invito a todos los gobiernos municipales y estatales del país a que unamos fuerzas en esta lucha.

En suma, amigas y amigos, tendremos un año con desafíos muy importantes, pero los vamos a superar.

Empezamos 2008 con un rumbo claro, con metas alcanzables y con la decisión de construir un México donde todos vivamos mejor.

Yo les deseo que el 2008 sea un buen año para todos, para ustedes y sus familias, pero más que simplemente desearlo, yo los invito a que en este 2008 hagamos un buen año para México, que cada uno lo haga con su trabajo, con su estudio, al frente de su hogar, en las responsabilidades públicas o personales que tengamos.

Yo los invito a que juntos conduzcamos a México a un mejor futuro.

Nuevamente muchas felicidades y muchas gracias por su atención.