17.33°C

Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Lunes 29 de octubre de 2007

Pemex estancado por mal tiempo

La empresa informó que el avance de la inestabilidad hará que en las próximas horas cierren más pozos


La empresa informó que el avance de la inestabilidad hará que en las próximas horas cierren más pozos

Un nuevo frente frío que se cierne sobre Golfo de México obligó hoy a diferir la producción de 200.000 barriles diarios de crudo a Petróleos Mexicanos (Pemex) y a detener reparaciones en el pozo que esta semana sufrió un accidente que dejó 21 muertos.

La empresa informó en un comunicado de que el avance de la inestabilidad hará que en las próximas horas cierren más pozos con lo que la producción diferida diaria aumentará a partir de mañana en 400.000 barriles más.

El nuevo frente frío número 5 obligó en las últimas horas a que la empresa Pemex Exploración y Producción (PEP) retirará al personal especializado que se encontraba en la plataforma Usumacinta para reparar la fuga en el pozo Kab 101.

"Cabe destacar que durante el tiempo que este personal estuvo a bordo colocó una válvula de control, así como las conexiones para inyectar cemento", añadió Pemex.

La empresa pública mexicana indicó también que "el mal tiempo originó la suspensión de las labores de dispersión" del hidrocarburo derramado durante toda la semana frente a las costas de Campeche y Tabasco, en el sudeste de México.

"Personal de protección ambiental ya había colocado las barreras de contención y los sobrevuelos en el área han comprobado que el derrame es menor a lo previsto", destacó la petrolera mexicana.

Sin embargo, restos de crudo aparecieron este domingo frente a la zona costera del estado de Tabasco a lo largo de unos 10 kilómetros de la costa del municipio de Paraíso, al norte de Villahermosa, la capital del estado.

El alcalde de la localidad, Francisco Santos, denunció que las manchas de crudo han cubierto de "grumos" la costa y son las primeras que llegan a tierra tras la colisión de la plataforma Usumacinta con otra de Pemex.

"Queremos que atiendan esta situación porque desde luego estamos hablando de un problema ambiental, un problema que afectará a la economía local", dijo a Efe el alcalde.

El crudo también ha aparecido frente a las costas del municipio tabasqueño de Centla y se teme que llegue en las próximas horas al municipio de Cárdenas, detalló el representante municipal.

El gobierno de Tabasco aún no se ha pronunciado sobre la contaminación causada por los residuos de crudo.

El accidente sucedió en alta mar, a 32 kilómetros del puerto Dos Bocas (Tabasco) y 75 de Ciudad Carmen (Campeche), debido a los fuertes vientos de 130 kilómetros por hora y las olas de unos ocho metros que afectaron a esta zona.

Pemex informó además de que, de acuerdo con la revisión más reciente de los datos del accidente ocurrido en la plataforma petrolera Usumacinta, el pasado 23 de octubre fueron 85 y no 86 las personas involucradas.

En un nuevo balance de la situación ofrecido hoy detalla que "hay 63 trabajadores rescatados, 21 fallecidos y un desaparecido", precisa el comunicado de hoy.

Este accidente es el peor de Pemex en alta mar desde noviembre de 1998 cuando dos helicópteros de la compañía colisionaron sobre el mar frente a las costas de Campeche y perecieron sus 22 ocupantes.