21.46°C

Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Martes 25 de septiembre de 2007

La Operación Política

En lo federal se ha logrado no contaminar al trabajo legislativo y ponerlo por encima de las grillas


El Gobierno Federal de extracción panista, con su líder a la cabeza Felipe Calderón, está a punto de conseguir una reforma electoral y fiscal profunda. Vendrán los temas controvertidos mas adelante y también tendrán que presentarse resultados a la población mexicana.

Quiero yo destacar dos asuntos en este tema. Uno de ellos es que con los grandes avances del Gobierno del Presidente Fox en el sexenio pasado, la falta de una correcta operación política impidió realizar a fondo una reforma fiscal, laboral y energética. Se abortó en el sexenio de Zedillo y en el de Fox. Y en el sexenio de Felipe Calderón, en cambio, están a punto de lograr los legisladores las reformas que serán una buena base para el progreso de los mexicanos.

Seguramente los operadores del Gobierno Federal están consensando y concertando con los propios legisladores.

Y se tiene que asumir claramente que la transición de México los próximos veinte años o mas estará en manos del consenso y de los diferentes acuerdos legislativos. Y por supuesto en la dirección que le impriman los operadores políticos.

El otro asunto es que el Congreso mexicano está fijando derroteros de gran trascendencia. Y los Congresos de los Estados tendrán la ocasión de subirse a esa ola haciendo lo propio en sus Entidades.

En lo federal, habiendo un gran conflicto postelectoral y una polarización que se mantiene entre dos partidos políticos, se ha logrado no contaminar al trabajo legislativo y ponerlo por encima de las grillas y los resultados, casi están a la vista.

Esto es madurez. Y probablemente esa madurez nos lleve en el futuro o, salte de alguna manera, al desarrollo económico mexicano. ¿Cómo? Que la economía no esté a merced de los ganadores de elecciones, suponiendo que algún día lleguemos a ser una ágil alternativa democrática como la de EU.

Lo conveniente es que la economía siga su propia lógica. China ya lo logró. Ellos no renuncian a su ideología comunista y totalitaria pero en materia económica han tenido que incrustar todo aquello que ha dado resultado en los países desarrollados. Y le han encontrado una justificación en su esquema totalitario a las nuevas medidas económicas que los ponen entre los países mas competitivos y con factibilidad para el desarrollo económico y laboral.

Aunque ciertamente en el terreno laboral la inestabilidad es muy grande debido a las grandes oportunidades de trabajo para la población y la facilidad de encontrar empleos con mejores salarios y prestaciones.

Por último, sostengo que los próximos temas que tengan que ventilarse en el Congreso Federal por parte de las diferentes legislaturas no solo sigan el procedimiento legislativo sino que se abra la discusión con quien pueda enriquecerlos y o señalar las críticas de fondo.

Sería una pérdida de tiempo abrir foros e invitar a organismos o universidades que siempre han visto con envidia, recelo o prejuicio, al parlamento. Abrir la consulta a los inteligentes y sensatos me parece que sería una medida, cuyo primer beneficio sería que la población no respingara por el balde de agua fría al enterarse de alguna reforma. Que puede ser muy buena pero que el factor sorpresa sacará de onda a cualquiera.

Por eso, a fondo con las reformas que siguen pero con prudencia política.